Entre los fertilizantes caseros mucho más extendidos y que verdaderamente marcha es emplear 3 remedios naturales para dar de comer las plantas: cascarillas de plátano para el potasio, cascarillas de huevo para el calcio y café molido para el nitrógeno.

Separadamente estos elementos son pasmantes pero si los combinamos todos con exactamente la misma medicina lograremos de los mejores abonos caseros a fin de que nuestras plantas florezcan todo el año.

Lentejas

Este alimento es abundante en hormonas llamadas auxinas, un aspecto clave para alentar el desarrollo de las raíces de las plantas.

Puedes hacer un abono con ellas que se hace de la próxima forma: remoja las lentejas en agua a lo largo de unas 8 horas. Entonces oblígalos a emplear el agua como riego para tus plantas. Este abono natural puede perdurar hasta 15 días si lo sostienes refrigerado.

Antídotos para realizar florecer las plantas

Espolvorea las hojas con un harapo mojado en cerveza o asimismo puedes utilizar el interior de la piel del plátano.

  • Quita las malas yerbas antes que generen semillas, pero si ahora se han apoderado del jardín echa algo de vinagre de vino blanco sobre sus raíces.
  • Otro fundamento que impide la floración de las plantas son las plagas y anomalías de la salud. Si este es tu caso, mezcla una cucharada de jabón para platos, otra cantidad igualmente aceite vegetal y unos dientes de ajo; Triture todo en tres litros de agua, filtre el material y aplíquelo a las plantas.

Cáscara de plátano

En el vaso de tu licuadora, añade una cáscara de plátano, la cáscara de 4 huevos y los restos de café de tu cafetera. Mezcla con perfección y añade este fertilizante a la tierra de tus plantas.

También te puede interesar  ¿Qué es el barbecho y para qué sirve?

De forma cuidadosa de no echar bastante, una cubierta fina que cubra la circunferencia de la cazuela es bastante.

La luz, la clave de la floración de las orquídeas

Si bien cada género de orquídea tiene unos requisitos de iluminación concretos, la verdad es que este elemento es la clave de la floración. Jamás cultivaremos una orquídea en un espacio que no reciba múltiples horas de luz indirecta. Al paso que especies como Phalaenopsis precisan menos luz para progresar, otras como Cymbidium o Dendrobium necesitan muchas horas de luz cada día.

Frecuentemente a fin de que una orquídea florezca es suficiente con cambiar de localización y evaluar un nuevo sitio con mucho más luz o luz anegada. ¡Procura moverlo para acrecentar su aptitud de floración!

Valorar
Array

Contenido de la página