Muchas son las ocasiones que podrían llevarte a seleccionar una planta que prefiera suelos húmedos, mojados o de forma directa sobresaturados, pero lo cierto es que este articulo brotó pues pensaba en 2 situaciones específicamente . de manera frecuente se repiten bastante.

Observemos la primera:

Campanillas

Conocidas como campanillas o farolillos de los Cárpatos, la campanilla carpatica es una planta con una flor realmente bonita que frecuenta hallarse en tierras bajas. zonas de montaña. Hay en torno a 300 variedades de Campanula pero todas y cada una distribuyen la flor de campana. En estado salvaje tiende a estar cercada de musgo, o sea, precisa mucho más humedad que un riego intensivo. Para hallar la humedad deseada basta una pequeña gota portátil que nos salve de dar esas “pequeñas proporciones” de agua.

Asimismo podemos encontrar árboles que no precisan mucha agua, como la palmera enana (Chamaerops humilis) habitual en el norte de África y el sur de España pero endémica de las Islas Baleares. El palmito tiene un tamaño máximo de 2 a 3 metros y tiende a ser muy habitual para su empleo en jardines decorativas. Resiste poderosamente las sequías y tiene varias características, entre aquéllas que resaltan sus frutos, que tienen características nutritivas, antidiarreicas y astringentes. Se usa en tapicería.

Palmera enana

La palmera enana es común en el sur de España y el norte de África, pero la verdad es que procede de Baleares. Su tamaño es de entre 2 y 3 metros como máximo y frecuenta verse con bastante continuidad en jardines decorativas. Aparte de tener geniales características antidiarreicas y astringentes, se usan de forma frecuente en tapicería y en la fabricación de cuero y cepillos.

La dracaena es un arbusto que agradece la tierra húmeda pero sigue en perfectas condiciones si bien pasemos un tiempo sin regar. Las condiciones idóneas de desarrollo son un espacio con poca luz y un ámbito caluroso. Especial tanto para la vivienda para la oficina.

También te puede interesar  ¿Cómo le doy brillo a las hojas de mis plantas?

El suelo

Antes de regar, examinar el suelo. Si puede localizar la humedad del período de agua previo a 5 cm/2″ bajo la área del suelo, posiblemente esté regando en demasía. Por otra parte, si el suelo es tan duro que es imposible perforar con un destornillador, posiblemente le falte agua.

Planea el jardín con plantas que precisen poca agua

Si vives en una región con poca humedad ambiental, plantas con poca agua. conveniente para el patio. Pero, si la región llovizna bastante en cualquier temporada del año, es esencial tener en consideración ciertos puntos del lote:

  • Drenaje y altura: precisarás plantas que no sean tanto reclamarlos. con disponibilidad de agua en las ubicaciones mucho más altas. Y por contra, las plantas que mucho más humedad aguantan están en las partes mucho más bajas y inundadas.
  • El género de suelo: los suelos mucho más areniscos retienen poca agua, los suelos arcillosos tardan en absorber pero, en el momento en que se sobresaturan, asimismo tardan en sacar el exceso de agua pues tiene la aptitud de retenerla mucho más.
  • Explota las especies autóctonas: la mejor forma de eludir la rivalidad por el riego con el resto de especies decorativas que desees tener en el jardín y, desde el segundo año, solamente precisarán nada. mucho más precaución.
Valorar

Contenido de la página