Para comprender la cantidad correcta de agua a proveer, primeramente debemos tener en consideración múltiples cambiantes como:

  • La región geográfica y el tiempo coherente
  • Clase de maceta usada
  • Clase y tamaño de planta
  • Exposición día tras día a la luz
  • Periodo de tiempo del año

(tixagbrig_3) (tixagbrig_3) al mediodía da ciertas desventajas a las plantas y al bolsillo:

– Hay mucho más evaporación a lo largo del día y la pérdida de agua ganada, puesto que los estomas de las hojas se abren para el control de la temperatura, por consiguiente mayor es la pérdida de agua vapor, por consiguiente, mayor es la agilidad de absorción y circulación del agua por medio de la planta; en consecuencia, poca eficacia, con lo que se puede usar mucha agua pero no se va a aprovechar en todo su capacidad.

Existen muchas causas por las que una planta tiene una reacción tan mal al exceso de agua, entre las mucho más esenciales es la carencia de oxígeno. Como todos y cada uno de los seres vivos, las plantas precisan respirar y en el momento en que eso se hace mediante las raíces, si hay mucha agua, verdaderamente se ahogan sin poder respirar y absorber los nutrientes del suelo.

Otro inconveniente es que de alguna forma nos encontramos «lavando» los micronutrientes, potasio, nitrógeno y otros nutrientes y las raíces por el momento no los tienen la posibilidad de absorber.

Comprobación

La primera cosa que hay que llevar a cabo antes de regar es revisar que se ha bebido el agua del riego previo. Si todavía tiene humedad, no hay necesidad de añadir mucho más. En el momento en que contamos muchas plantas es una faena, pero si no lo hacemos, ya que no nos quejemos de que se hicieron pequeñas, que una no medra, que no bebe, que se pone amarilla. . . etcétera. .

El paso inicial que debes ofrecer es germinar tus Semillas de mariguana (semillas feminizadas o automáticas) con el sistema Tupper que te enseñamos en nuestro blog; es un procedimiento que prácticamente garantiza el éxito de la germinación de las semillas de mariguana, y si se emplea algún otro procedimiento no tenemos la posibilidad de asegurar los desenlaces deseados. Desde la germinación, hacemos una suerte de entrenamiento mientras que regamos para asegurar raíces sanas y fuertes. Tienes que empezar a continuar los próximos pasos tras la germinación.

Plantas que no precisan bastante riego

– Cactus y sustanciosas: chumberas, echeveria, aptenia, aloe, pelo de reina, carpobrotus, etcétera. – Aromatizadas: Romero, lavanda, salvia, tomillo, jara, santolina, etcétera. – Parras: buganvillas, vid virgen, madreselva. – Yerbas: portulaca, geranio, clavel chino, gazania, pennisetum. – Arbustos: rosal, piracanta, yuca, adelfa, lantana, hibisco, durillo. – Interior: poto, sansevieria, cheflera, dracaena, aspidistra, tape, Kentia. – Árboles: almendro, mimosa, encina, morera, ciprés, tuya, olivo, higuera, madroño.

– Hortalizas y árboles frutales, en especial en temporada de desarrollo de frutas y hortalizas. Un sistema de riego por goteo va a ser lo mucho más favorable si no tienes bastante tiempo o viajes. – El césped asimismo precisa mucha agua para ser verde y atrayente. Es conveniente que escojas las variedades mucho más resistentes a la sequía, aun de esta forma deberás regarla prácticamente todos los días en los meses de verano. – Plantas para tiempos húmedos: gloxinias, marantas, helechos, calatheas, fittonias, violetas africanas, espatifilas y begonias.

Valorar
Array

Contenido de la página

También te puede interesar  ¿Cómo evitar que las hojas de las plantas se vuelven amarillas?