En el momento en que las plántulas germinan bajo tierra en condiciones de obscuridad, no tienen la posibilidad de utilizar la fotosíntesis para generar los azúcares que precisan para medrar. En su rincón, usan los lípidos de reserva de la semilla y los descomponen en azúcares.

Flores de mariguana

El comienzo de la floración en exterior y su duración va a depender de la genética del cultivar, puesto que las variedades se tienen la posibilidad de juntar a inicios de septiembre (índicas) y las variedades se tienen la posibilidad de juntar desde diciembre. (sativas). Por este motivo, es primordial promover la selección genética. Si bien asimismo se tienen la posibilidad de cultivar variedades no fotosensibles a lo largo de prácticamente todo el año, de lo que vamos a hablar ahora.

Otra de las opciones que disponemos en el mercado son las semillas autoflorecientes, que surgen de genéticas que no precisan variantes en el fotoperiodo (no fotosensibles) para florecer, puesto que han creado un sistema automático para la floración. Este sistema automático les asistió a amoldarse y subsistir en zonas frías sin inconvenientes y sin precisar proseguir ningún régimen fotoperiódico para progresar. El día de hoy, merced a esta clase de genéticas, tenemos la posibilidad de cultivar plantas de mariguana en solo 60 días desde el instante en que germinan, sin precisar efectuar cambios en las horas del día y de la noche, y se consiguen geniales desenlaces.

¿Ciclos de floración de las plantas de mariguana Autoflorecientes?

Entonces no debes inquietarte por nada, más allá del período de luz que reciba tu planta, pues las autoflorecientes no dependen del período de luz. Medran y después florecen de manera automática, a su ritmo.

Lo destacado para las variedades autoflorecientes es proporcionarles un sinnúmero de luz cada día, a lo largo del desarrollo y la floración. Almacenar

Cuántos días de cultivo interior precisa el fotoperíodo del cannabis

Esta es otra pregunta que siempre y en todo momento aparece en el momento en que charlamos de horas de luz. La contestación puede ser diferente según el cultivador, pero según nuestra experiencia debemos sostener el cultivo a 18 horas de luz hasta el momento en que las plantas alcancen una altura de 30 o 35 cm sin contar la maceta. Esta altura normalmente se consigue en precisamente 3 semanas o precisamente 21 días. Si el armario donde cultivamos es pequeño, convendría tenerlas hasta el momento en que alcancen un máximo de 25 o 30 cm, con lo que tienen la posibilidad de ser menos de 21 días. Si las plantas van un tanto mucho más lentas podríamos aguardar un tanto mucho más y llegar a las 4 semanas.

También te puede interesar  ¿Cuándo hay que echar estiércol en el huerto?

En la situacion de las plantas automáticas, como ahora hemos explicado, al no depender del período de luz para florecer, no requerimos achicar el número de horas de iluminación artificial a fin de que florezcan, con lo que tenemos la posibilidad de estar a lo largo de todo el cultivo la luz 18 horas encendida y 6 horas apagada. Ciertos cultivadores eligen lograr las 20 horas de iluminación

Variedades automáticas

Como su nombre señala, las plantas de cannabis automáticas cambian de etapa por sí mismas. En dependencia de la luz del sol, medran hasta determinado punto conveniente y empiezan a florecer. Tienes que estar atento al instante en que los primeros pelos semejan integrar los nutrientes de las flores en tu dieta.

Las de tipo femenino o fotoperiódicas necesitan obscuridad para cambiar de etapa. Si cultivas al aire libre; por servirnos de un ejemplo, empezarán a florecer a fines del verano, en el momento en que los días son mucho más cortos. Por otra parte, si creces por la parte interior, tienes el control para desatar el cambio de etapa. Para esto precisas acrecentar las horas de obscuridad a 12. Varios cultivadores entran en etapa de flora tras 4 semanas en etapa vegetativa, pero aun puedes sostenerlas vegetativas indefinidamente.

¿Qué es el fotoperiodo?

En Biología se llama fotoperiodo a los tiempos diarios relativos de luz y obscuridad a los que están sujetos los distintos organismos. En Botánica, este término se comprende como una unidad de alternancia entre periodos de luz y obscuridad, cuya reiteración provoca que las plantas florezcan. Se comprende que cada planta tiene su fotoperiodo concreto, comunmente preciso por el número de horas continuas de obscuridad primordiales para comenzar la floración.

En el planeta vegetal, las funcionalidades biológicas de los organismos, como su germinación, desarrollo, floración y maduración, están ciertas por la intensidad de la luz y las horas del día a día de luz/obscuridad. Por consiguiente, el avance de las plantas puede activarse o no en dependencia de las condiciones de luz, de esta forma, por servirnos de un ejemplo, la mayor parte de las especies no florecerán salvo que estén un preciso número de horas continuas de obscuridad.

Valorar
Array

Contenido de la página