Por otra parte, ciertos comentan que «la hora del riego da igual, después cae la lluvia cualquier ocasión». Es verdad que puede llover a cualquier hora del día, pero en el momento en que llovizna, ¿el cielo está soleado o nuboso?…

En Puerto Rico, un país tropical, puede llover, cae un enorme aguacero . y diez minutos después puede estar soleado. La verdad es que en el momento en que esto pasa, las plantas sensibles padecen y se queman. Lo he sentido con los Pentas.

Ahorro de agua

Temprano al día después, la tasa de evaporación-transpiración está en su punto mucho más bajo, singularmente a lo largo del verano. Van a aprovechar al límite el agua que le des a las plantas a través del riego y no evaporarán mucho más que una cantidad mínima de agua. En consecuencia, temprano en la mañana es el instante mucho más efectivo para regar.

En el momento en que no hay sol, la actividad de las plantas cae drásticamente. Su actividad metabólica es baja y solamente precisan tomar agua del suelo, con lo que va a estar libre en el momento en que mucho más la precisen, probablemente al mediodía. Conforme avanza el día, la planta incrementa su actividad hasta lograr su punto máximo en la mitad de las horas de sol, instante en el que sus pretensiones de agua son máximas.

La hora a la que regar es dependiente de esta temporada del año

Para tener tu jardín especial, precisas entender las pretensiones de agua de todo cuanto allí plantes, puesto que más allá de que es buena parte del plantas. las verduras distribuyen exactamente los mismos requerimientos de agua, lo mismo puede no ser la situacion con otras plantas.

Tanto si vas a desarrollar el riego con agua tal y como si lo harás de forma manual, precisas comprender cuánta agua precisan cada día o semana y administrar esa cantidad apropiadamente según la temporada del año donde te halles.

Consejos para el riego.

Ciertos avisos de riego:

  • ¿Por qué razón se precisa agua? Recordarás de la clase de biología que el agua es fundamental a fin de que las plantas efectúen la fotosíntesis, el desarrollo de transformar el agua en azúcar y oxígeno en el momento en que las hojas se dan a conocer a la luz. Pero el agua hace mucho más que eso, asimismo transporta nutrientes en la planta, con lo que aun en los suelos de jardín mucho más ricos, las plantas padecerán si el suministro de agua es deficiente.
  • ¿Cuánta agua? La norma establecida es que su jardín o parterres superiores precisan unas escasas pulgadas de lluvia cada semana. Si llovió pero no posee un pluviómetro, o no está seguro de cuánto llovió, consulte la información meteorológica local. O compruebe si el suelo está seco a unas 2 pulgadas bajo la área. Si ha cubierto sus plantas con mantillo, realice un orificio en el mantillo para dejar que llegue la tierra. No te guíes por el aspecto de la tierra, sino más bien mete tu dedo índice para revisar si está seco.
  • En el momento en que no llovizna. En el momento en que no llovizna y la tierra superior o mantillo está muy seca, riegue poco al comienzo, hasta el momento en que la tierra superior esté empapada; en caso contrario, el agua se drenará. Tenga paciencia, en tanto que puede tomar ciertas reiteraciones hasta el momento en que vea que el agua se hunde en el suelo.
  • Piensa intensamente. Las plantas que se riegan intensamente desarrollan raíces mucho más fuertes y son mucho más saludables por norma general. En consecuencia, el propósito del riego es realizar llegar el agua a las raíces de la planta, lo que se consigue bastante superior regando en hondura y con poca continuidad que en abudancia y frecuentemente. La hondura de las raíces de las plantas cambia, pero la iniciativa general es mojar el suelo a una hondura de 12 a 13 centímetros, suponiendo que el suelo tenga un drenaje conveniente. Los suelos arcillosos que desagotan mal retienen agua y necesitan menos agua, puesto que el riego elevado puede ocasionar la pudrición de la raíz.
  • Plantas que precisan mucho más atención. Eso no significa siempre que debas regar todo en tu jardín solo por el hecho de que no ha llovido por un tiempo. El lema aquí es: agua según sea preciso. Si una planta semeja marchita y bajo agobio por sequía, precisa agua. No obstante, existen algunas plantas que siempre y en todo momento necesitan una atención particular: Cualquier planta recién plantada (así sea un árbol, un arbusto o una planta perenne) precisa agua regular a lo largo de cuando menos el primer año. Si no llovizna bastante, riegue hasta el momento en que el suelo cerca de la planta esté bien empapado.
También te puede interesar  ¿Cómo le doy brillo a las hojas de mis plantas?

Virtudes:

  • En invierno, entendemos que van a tener el resto del día para no perturbar la tierra y eso es un poquito.
  • Hay ahorro de agua, por el hecho de que en ese instante hay poca evaporación y van a aprovechar mejor el agua que les ofrecemos.
  • Empiezan su día mucho más ocupado con ingreso a nutrientes.
  • Si llegamos tarde, es posible que salga el sol y queme las hojas o que el agua se evapore antes que las plantas logren entrar a ella.
Valorar
Array

Contenido de la página