El riego es primordial para la vida de cualquier planta, así sea ornamental o de jardín. Te comparto ciertos consejos a fin de que sepas regar tus plantas.

  • Enfócate en la raíz, no en las hojas. Son las raíces las que precisan ingreso al agua. Remojar el follaje es un desperdicio de agua y puede fomentar la propagación de anomalías de la salud.
  • Regar solo en el momento en que sea preciso. Mucha agua puede ser perjudicial para las plantas.
  • Utiliza mantillo. El chip retiene la humedad e impide el escurrimiento del agua, reduciendo asimismo su evaporación.
  • Agua por la mañana. El más destacable instante para regar las plantas es por la mañana.
  • Las aguas de las plantas se asientan profunda y también inconsistentemente. No habitúes a tus plantas regando siempre y en todo momento exactamente el mismo día de la semana. Mantenlos aguardando. En el momento en que las riegues, cerciórate de que el agua llegue a la hondura de las raíces. Esto transporta tiempo.
  • Utiliza la boquilla de la manguera en la ducha, no en un chorro fuerte.

A qué hora regar en función de esta temporada del año

Para tener tu jardín especial, precisas comprender las pretensiones de agua de todo cuanto plantes allí, en tanto que ciertas hortalizas distribuyen exactamente las mismas requisitos de agua, lo mismo puede no ser cierto para otras plantas.

Tanto si vas a desarrollar el riego con agua tal y como si lo harás de forma manual, precisas comprender cuánta agua precisan cada día o semana y administrar esa cantidad apropiadamente según la temporada del año donde te halles.

Consejos para el riego.

Ciertos avisos de riego:

  • ¿Por qué razón se precisa agua? Recordarás de la clase de biología que el agua es fundamental a fin de que las plantas efectúen la fotosíntesis, el desarrollo de transformar el agua en azúcar y oxígeno en el momento en que las hojas se dan a conocer a la luz. Pero el agua hace mucho más que eso, asimismo transporta nutrientes en la planta, con lo que aun en los suelos de jardín mucho más ricos, las plantas padecerán si el suministro de agua es deficiente.
  • ¿Cuánta agua? La norma establecida es que su jardín o parterres superiores precisan unas escasas pulgadas de lluvia cada semana. Si llovió pero no posee un pluviómetro, o no está seguro de cuánto llovió, consulte la información meteorológica local. O compruebe si el suelo está seco a unas 2 pulgadas bajo la área. Si ha cubierto sus plantas con mantillo, realice un orificio en el mantillo para dejar que llegue la tierra. No te guíes por el aspecto de la tierra, sino más bien mete tu dedo índice para revisar si está seco.
  • En el momento en que no llovizna. En el momento en que no llovizna y la tierra superior o mantillo está muy seca, riegue poco al comienzo, hasta el momento en que la tierra superior esté empapada; en caso contrario, el agua se drenará. Tenga paciencia, puesto que puede tomar ciertas reiteraciones hasta el momento en que vea que el agua se hunde en el suelo.
  • Piensa intensamente. Las plantas que se riegan intensamente desarrollan raíces mucho más fuertes y son mucho más saludables por norma general. En consecuencia, el propósito del riego es llevar a cabo llegar el agua a las raíces de la planta, lo que se consigue bastante superior regando en hondura y con poca continuidad que muy de manera frecuente y con mucha continuidad. La hondura de las raíces de las plantas cambia, pero la iniciativa general es mojar el suelo a una hondura de 12 a 13 centímetros, suponiendo que el suelo tenga un drenaje conveniente. Los suelos arcillosos que desagotan mal retienen agua y necesitan menos agua, puesto que el riego elevado puede ocasionar la pudrición de la raíz.
  • Plantas que precisan mucho más atención. Eso no significa siempre que debas regar todo en tu jardín solo por el hecho de que no ha llovido por un tiempo. El lema aquí es: agua según sea preciso. Si una planta semeja marchita y bajo agobio por sequía, precisa agua. No obstante, existen algunas plantas que siempre y en todo momento necesitan una atención particular: Cualquier planta recién plantada (así sea un árbol, un arbusto o una planta perenne) precisa agua regular a lo largo de cuando menos el primer año. Si no llovizna bastante, riegue hasta el momento en que el suelo en torno a la planta esté bien empapado.
También te puede interesar  ¿Qué hace el agua de arroz en las plantas?

Desventajas de regar por la mañana

Lamentablemente, regar por la mañana tiene ciertas desventajas. La primera es que probablemente riegues bastante tus plantas. Mucha agua puede ser tan perjudicial como la carencia de agua.

Asimismo posiblemente riegues tus plantas en el instante equivocado del día. La mejor forma de entender cuándo regar sus plantas es llevar un períodico. Lleve un registro de cuándo riega sus plantas y cuánto las riega. Esto le dejará saber el más destacable instante para regar sus plantas.

¿Qué es preferible regar a la noche o de día?

Absorben mejor el agua Si las plantas se riegan a la noche es preferible filtrar el agua al suelo, puesto que la evaporación directa (o indirecta) hace la evaporación y, por consiguiente, el riego es menos eficaz.

A lo largo del verano es conveniente regar a la primera hora de la mañana o por la tarde, en el momento en que comienza a obscurecer, eludiendo las horas de sobra calor. Si puedes seleccionar, mejor durante la noche, puesto que por la mañana se genera una mayor presión osmótica, lo que provoca que el agua se reparta por toda la planta

Valorar
Array

Contenido de la página