La planta de menta necesita mucha agua y es imposible cultivar de manera comercial en fincas sin riego con una precipitación de forma anual de menos de 1100 mm. Prácticamente todas las huertas comerciales de menta se riegan, en especial antes y a lo largo de los meses de verano y entre cosechas. Es requisito un suelo bien drenado, en tanto que las plantas van a tener ciertos inconvenientes en el caso de inundación.

Regar las plantas de forma frecuente, a fin de que la tierra continúe húmeda (pero no empapada), en especial desde la primavera hasta el otoño pasado. Es requisito utilizar riego o fertilización (inyección de fertilizantes hidrosolubles a través del sistema de riego) entre 2 o tres sesiones de cosecha. Así mismo, se promoverá que las plantas se regeneren velozmente y generen material vegetal bastante para el próximo corte, que se efectuará en unos 45 días. En el momento en que no llovizna, las plantas tienen la posibilidad de requerir agua 2-3 ocasiones a la semana entre cosechas.

De qué manera regar tus plantas de mariguana

Comunmente en el cultivo de mariguana la acción mucho más repetida es regar, con lo que es una acción que hay que estudiar a realizar bien. Si el riego se efectúa con mucha agua, lo mucho más posible es que la planta en cuestión deje de medrar a buen ritmo, deje de realizarse y comience a comprender de qué forma se pudren y se descoloran las hojas. Además de esto, el sistema radicular corre un prominente peligro de ser atacado por hongos perjudiciales e inclusive de ahogarse. Pero asimismo es malo no regar con bastante agua, por el hecho de que una proporción de agua inferior a la correcta ralentizará el desarrollo de la planta, dañará la calidad del sustrato o medio de cultivo y reducirá de manera significativa en parte la aptitud de absorción de los nutrientes. de la planta.

Para comprender la proporción de agua que hay que utilizar en todos y cada riego, es requisito entender que el sistema de raíces tiende a ser 2 o 3 ocasiones mucho más grande que el tamaño de la una parte del aire. Entonces, si una planta mide diez cm, el tamaño de sus raíces es de precisamente 20-30 cm. Si bien esto no es una ciencia precisa, pero asiste para saber aproximadamente el avance de la raíz y su tamaño.

También te puede interesar  ¿Qué personas no pueden comer ajo?

Consejos sobre el riego en las distintas estaciones del año

– Primavera. A fines de invierno resulta conveniente regresar a regar las plantas con suavidad, pero de manera mesurada para no encharcarlas.

Además de esto, la primavera es la temporada donde indudablemente hay que acrecentar la continuidad de los riegos, que comunmente van a ser un par de veces a la semana. Es conveniente preguntar los requisitos de cada ejemplar en su ficha de planta.

Trasplante

En el momento en que han salido las raíces, hay que ponerlas en una maceta pequeña de 7 x 7cm de unos 5 o diez mm de hondura con la raíz hacia abajo. Como es lógico, hay que rellenarlas antes con sustrato y regarlas. Tras eso, no requiere regresar a regar hasta el momento en que la plántula haya emergido del suelo y solo en el momento en que la maceta por el momento no sea pesada.

En el momento en que la planta terminó de estirarse hay que pasarla a una maceta de 3 L. Se trasplanta y se riega con aproximadamente medio litro de agua y según el sustrato. Hay que alzar la cazuela todos y cada uno de los días hasta el momento en que no pese prácticamente nada; Esto quiere decir que la maceta está prácticamente totalmente seca de abajo hacia arriba. Justo ahí, debes iniciar el entrenamiento.

¿CUÁNDO Y CUÁNTO REGAR?

¿CUÁNDO Y CUÁNTO REGAR? La diferencia entre el agua absorbida por la planta y el agua que sale por la transpiración es la que allí se queda y se usa para el desarrollo y avance de tejidos y para la producción y avance de frutos. hojas. entre otros muchos. Pero esta fracción no acostumbra sobrepasar el 5% del total de agua aplicada. La proporción de agua requerida por las plantas es variable, en tanto que es dependiente de varios componentes como el tiempo, género de planta, estado fenológico y otros.

Por otra parte, el suelo asimismo tiene la aptitud de retener agua y perderla por evaporación, en consecuencia, al sumarse a la transpiración de la planta, dan la proporción de agua que ha de ser repuesta con riego. , esto tiene por nombre evapotranspiración. El agua entra a la planta por medio de las raíces, desarrollo que es tan esencial como su salida por medio de los poros de las hojas llamados estomas.

Valorar
Array

Contenido de la página