La araña roja: ocasionada por Tetranychus urticae, se encuentra dentro de las mayores plagas de las plantas de tomate. Estos pequeños arácnidos de tonalidades rojizas o amarillas, como su nombre señala, son pequeñísimos y atacan a la planta absorbiendo sus jugos celulares para alimentarse.

El tomate se encuentra dentro de las verduras mucho más usadas para elaborar nuestros platos. Varios habitantes decidieron entablar y alimentar sus jardines. No obstante, las plagas son varios de los inconvenientes que tiene la posibilidad de tener esta planta. Aquí te contaremos cuáles son las primordiales plagas del tomate y de qué manera combatirlas de manera ecológica.

Estas plagas que van desde hongos hasta insectos, tal como patologías virales y de otro tipo que son muy recurrentes en las plantas. Asimismo comentamos en todos y cada caso cuáles son los más destacados tratamientos para las patologías del tomate, pero después vamos a explicar en aspecto las más utilizadas opciones para batallar estas plagas y anomalías de la salud, de qué forma elaborar y utilizar cada antídoto.

Plagas del tomate

Las plagas mucho más usuales del cultivo del tomate son:

  • Araña roja (Tetranychus urticae). Sucede en la parte de abajo de las hojas y causa decoloración, picaduras o máculas amarillas que tienen la posibilidad de ocasionar sequedad o aun descamación. Las elevadas temperaturas y la baja humedad relativa benefician el avance de plagas.
  • Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum y Bemisia tabaci). Colonizó las partes jóvenes de las plantas, que están en el envés de las hojas. El daño directo derruye las plantas y el daño indirecto incentiva una propagación intensa.
  • Pulgón (Aphis gossypii y Myzus persicae). Forman colonias y se distribuyen en bolsas extendidas, primordialmente en primavera y otoño.
  • Trips (Frankliniella occidentalis). Desovan en tejidos vegetales en hojas, frutos y flores, donde están las situaciones de población considerablemente más alta de mayores y larvas jóvenes en desove.
  • Mineros del papel (Liriomyza trifolii, Liriomyza bryoniae, Liriomyza strigata y Liriomyza huidobrensis). Eclosionan en el tejido de las hojas jóvenes, donde empiezan a formarse larvas que se nutren entre las hojas, lo que hace las comunes galerías.
  • orugas (insignificantes Spodoptera, Heliothis armigera, Chrysodeisis chalcitos…). Los huevos se ponen en las hojas, preferentemente en la parte de abajo, y el daño lo ocasionan las larvas que se nutren.
También te puede interesar  ¿Que le hace el café a las hormigas?

Anomalías de la salud del tomate

Las anomalías de la salud más frecuentes a lo largo del cultivo del tomate son:

  • Mildiú en polvo (Leveillula taurica). Se muestran máculas amarillas en la área superior que se vuelven necróticas en el medio, exponiendo un fieltro blanquecino en la parte de abajo.
  • Podredumbre gris (Botrytis cinerea). Se generan lesiones cobrizos en hojas y flores, y pudrición blanda en frutos donde se muestran canas en el hongo.
  • Mildiú velloso (Phytophthora infestans). Agrede la parte aérea de la planta y en cualquier estado de avance. Primero se muestran máculas aceitosas irregulares en las hojas, que de manera rápida se necrosan y también invaden prácticamente toda el papel.
  • Alternaria (Alternaria solani). En el papel se generan pequeñas máculas circulares o angulosas, con marcados anillos concéntricos. Se generan lesiones alargadas de color negro en el tallo y pecíolo, en las que a veces se tienen la posibilidad de ver anillos concéntricos. Los frutos son atacados por las cicatrices del cáliz, que causan lesiones de color cobrizo obscuro sutilmente deprimidas.
  • Fusarium oxysporum. El marchitamiento se genera en la parte aérea, que puede ser reversible. Asimismo puede ocasionar un amarillamiento que empieza en las hojas inferiores y acaba secando la planta. Si se secciona el tallo, se aprecia oscurecimiento de los vasos.

MINADOR DE TOMATES

El único control ecológico de esta plaga del tomate es advertir las galerías que hacen en las hojas, arrancar esas hojas y quemarlas.

Mosca blanca

Aparte de trasmitir anomalías de la salud, la mosca blanca hace esenciales daños a la planta, puesto que absorbe la savia y desgasta el ejemplar. Para combatirlas se frecuenta emplear el riego con agua con aceite de neem.

La araña roja es un huésped común en el huerto, infestando las plantas de tomate y otros cultivos. Esta araña frecuenta manifestarse en el momento en que el lote muestra signos de sequía, a eso que se aúna las elevadas temperaturas. Una manera de sostenerlos apartados es desyerbar intensamente en torno a la parte de arriba, en tanto que estas plantas no deseadas sirven como cobijo para los ácaros colorados.

Valorar
Array

Contenido de la página