Fertilizantes para ajos ETAPA Semilla seca Inclinación hoja: en un diez% de las plantas quedan caídas

El ajo es una hortaliza que en general responde bien a la fertilización nitrogenada. La carencia de nitrógeno en la planta actúa de manera muy señalada.

La fertilización debe ajustarse siempre y en todo momento en función de los desenlaces de los análisis y sabiendo el género de suelo y el avance vegetativo. Estos factores asimismo hay que tenerlos presente para entender cuánto fertilizante utilizar.

Espacio

Si observamos que creció mucho más de un tallo en el momento en que plantamos un diente, es atrayente y también esencial quitarlo, a fin de que las cabezas se desarrollen bien.

De todos modos no deseo extenderme bastante en el producto por el hecho de que explico todo precisamente en el vídeo y considerablemente más extensamente asimismo. Asimismo explico de qué manera debemos aporcar (arrimar la tierra a las plantas) y la relevancia del deshierbe (adecentar las malas yerbas), conque no les lo perdáis, pienso que se comprenderá mejor.

Relación NPK

Esta relación es un aspecto vital a tomar en consideración, en tanto que establece la estabilidad y la proporción de nutrientes que va a recibir la planta. NPK significa nitrógeno, fósforo y potasio, todos los que son precisos para cultivar la mayor parte de los cultivos. Lo destacado sería seleccionar un fertilizante con una relación NPK de 16-6-4.

O sea esencial, puesto que revela que el abono es abundante en nitrógeno, lo que asistencia bastante a acrecentar el desempeño de la planta y prosperar la excelencia de sus bulbos. Un compost abundante en nitrógeno compuesto de materiales como guano, harina de huesos, harina de sangre y alfalfa asimismo puede progresar la aptitud de almacenaje de la planta y la resistencia a las patologías.

También te puede interesar  ¿Qué pasa si tengo una planta macho y una hembra?

Recogiendo el ajo

En el momento en que las hojas han alcanzado una aceptable altura, es hora de anudarlas, por el hecho de que requerimos secar las hojas y empezar a añadir nutrientes para seguir hacia el bulbo a fin de que se desarrolle . bien. La técnica radica esencialmente en llevar a cabo un nudo regular en la base del tallo.

La fecha de llevarlo a cabo es en la época de septiembre u octubre, es dependiente de en el momento en que sembramos y es esencial llevarlo a cabo en el momento en que el tallo no está húmedo, por lluvia o por riego.

Valorar

Contenido de la página