En el momento en que volvemos de nuestras vacaciones acostumbramos a hallarnos en el hogar con que no todo está precisamente como lo dejamos. Especialmente si disponemos plantas y no le dejamos la llave al vecino. Pero normalmente, no es requisito ausentarse unos días, a fin de que una de nuestras plantas muera sin comprender qué hicimos mal. ¿Mucha agua? ¿Luz baja? ¿O sencillamente falta de rigidez?

Y en ocasiones el inconveniente no está en la planta, sino más bien en nosotros. De ahí que, el sicólogo Pedro Adrados mantiene que proteger una planta necesita compromiso, de la que no en todos los casos sabemos. De ahí que, frecuentemente el inconveniente reside en nuestro desconocimiento, “si no nos encontramos informados de lo que precisa esa planta específicamente o si no disponemos la experiencia precisa”; en la carencia de motivación inicial “especialmente si estas son inestables o antojadizas”, o en “la carencia de compromiso y precaución”. Hay que olvidar, desde la perspectiva del sicólogo, que “la compromiso de cuidar a un individuo viva debe fomentarse de manera gradual y progresiva, según su dificultad”. De ahí que, frecuentemente una planta puede ser un primer paso, antes de proponerse, por servirnos de un ejemplo, tener una mascota.

La clave de las plantas: Sustrato, luz y agua

Todas y cada una de las plantas precisan estos tres elementos para subsistir, pero con sus diferencias. Es tal y como si tuviese tres mascotas en el hogar: un perro, un canario y un pez. Todos tienen que comer, pero alimentos distintas. Si compro alpiste para mis canarios y se lo doy de comer al perro y a los peces, probablemente no lo van a comer. Y si lo hacen, no van a tener la dieta ideal y se enfermarán y van a morir.

También te puede interesar  ¿Qué les gusta a las suculentas?

Otras causas que comentan por qué razón mueren tus plantas

Si no se descubre la existencia de caracoles y babosas o el bulbo blanco, tus plantas van a morir si no se descubre a tiempo. Revísalos con regularidad viendo las hojas por los dos lados (en ocasiones ciertos parásitos tienen la posibilidad de posicionarse en la parte de abajo donde no se ven), tal como el tallo y la tierra. Una revisión meticulosa cada diez días va a ser bastante para asegurar el confort de tus plantas.

Las plantas precisan que las cortes y podes a fin de que no pierdan fuerza. Entre los cuidados de las plantas podríamos llamar la atención sobre las podas (siempre y en todo momento en el instante conveniente), remover las ramas que se caen, remover las hojas mustias, etcétera. Cada clase particularmente requerirá de un precaución particular, y también informarte apropiadamente te va a dar una contestación a tu inconveniente.

Falta de agua

Por otra parte con un exceso de agua, otra de las causas mucho más usuales por las que una planta de interior puede decaer de repente y fallecer, por carecer de agua. Para eludir que esto te ocurra, prueba a poner una nota donde recuerdes que debes regar las plantas x días por semana.

Recuerda asimismo que si te marchas de viaje unos días, hay múltiples sistemas de autorriego a fin de que tus plantas se contengan bien nutridas a lo largo de tu sepa. Aprende los más destacados trucos para regar tus plantas en vacaciones y olvídate de este inconveniente.

Valorar
Array

Contenido de la página