El wasabi es susceptible a ciertas plagas y patologías recurrentes del jardín, incluyendo los áfidos, la roya y el mildiú velloso. Para eludir estos inconvenientes, es esencial sostener la planta sana y bien vigilada. Asimismo puedes emplear modelos orgánicos como aceite de neem y jabón insecticida para supervisar plagas y anomalías de la salud.

El wasabi se emplea generalmente en la cocina de Japón, especialmente como condimento para sushi y sashimi. Asimismo se puede usar en otros platos como aliño de ensaladas o en salsas para carnes y pescados.

El auténtico wasabi

La primera cosa que ha de saber sobre el wasabi, o Wasabia japonica, como se conoce a nivel científico, es que probablemente jamás lo haya probado.

¿Es esa la pasta verde que los sitios de comidas ponen en el plato de sushi al lado del jengibre rosado? No, probablemente sea una mezcla de mostaza, rábano picante y colorante alimenticio.

¿De qué manera se hace la pasta de wasabi?

Para realizar pasta de wasabi, requerimos rallar el tallo con un oroshiki (rallador particular de wasabi). Se hacen movimientos circulares sobre el rallador hasta conformar una pasta, que combinamos con asistencia de una brocha de bambú. Tras rallar, lo destacado es dejarlo descansar de 2 a tres minutos y comerlo justo después, en tanto que pierde su gusto y picante a los 15 minutos.

El genuino wasabi tiene un gusto complejo, en un inicio picante seguido de un gusto dulce. Cabe apuntar que en su estado natural no es tajante. Cuando se raspa la raíz y se transforma en una pasta, se dejan libre vapores calientes que brindan la sensación picante. Es una condimenta que impulsa las fosas nasales, pero dura poco, con lo que puedes continuar comiendo sin inconvenientes, puesto que la sensación de calor no incrementa (como puede pasar con el chile picante, por poner un ejemplo).

Valorar
Array
También te puede interesar  Que Plantar En Septiembre

Última actualización el 2023-02-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Contenido de la página