Vainilla, tan despacio, tan…

Nos encontramos tan familiarizados a la esencia de la vainilla que solo los chefs expertos dejan de lado el vaso para regresar a lo básico. La esencia es a la vainilla lo que el café instantáneo es a los frijoles: pura química. Para enriquecer nuestros platos, lo destacado es cultivar vainilla en el hogar, coger las vainas y rasgarlas con gusto. Incorpóralas a los postres y después diviértete con su capacidad y gusto.

De qué manera cultivar vainilla

La planta de vainilla (Vanilla planifolia Jacks. Ex- Andrews, 1808) es una liana de la familia Orchidaceae que necesita un tiempo tropical húmedo en su ubicación para medrar fundamentalmente se realiza con tres sistemas: – En la maleza, los leños de los árboles sirven de acompañamiento. – se cultiva, por servirnos de un ejemplo, adjuntado con la caña de azúcar en cultivos intermedios; – Para finalizar, asimismo se cultiva en invernadero. En estos cultivos, los labradores practican la poda, mirando (o llevando a la práctica) el entutorado de los tallos y, particularmente, doblando las parras a fin de que las vainas tengan la altura correcta (un 1,5 m) para hacer más simple la recolección. La condimenta vainilla se realiza desde sus frutos, generalmente populares como vainas. Un aspecto fundamental en el cultivo de la vainilla es la fertilización, que siempre y en todo momento se debe llevar a cabo de forma manual de flor en flor. El desarrollo empleado siempre y en todo momento fué exactamente el mismo desde su hallazgo por Edmond Albius. Esto pasa temprano en la mañana (los cogollos tienen una vida corta de unas escasas horas temprano en el día) y en el momento en que no hay humedad (la lluvia no deja que se formen los cogollos). En desarrollo natural, ciertas abejas del género Melipona, un género de abejas sin aguijón, brindan fecundación. Volviendo a la polinización artificial, esto se hace sosteniendo delicadamente la flor con una mano, utilizando un dedo como punto de acompañamiento bajo el pilar (la parte central de la flor). En este punto se usa un instrumento puntiagudo pero no tajante, como un perforador, que comienza el capuchón que resguarda los genitales masculinos. Asimismo con esta herramienta se estira la lengua (el rostelo) que divide los órganos femeninos de la parte masculina y se aproxima con los dedos el estambre, que tiene dentro el polen, hacia el estigma, ejercitando una rápida presión para garantizar un óptimo ajuste para garantizar . Contacto. Tratándose de técnicas de cultivo, la vainilla es una planta que, más allá de que adora los sitios refulgentes, debe cultivarse en sitios protegidos de la luz del sol directa. La temperatura perfecta es entre 15 y 25 °C. En las condiciones climáticas italianas, la vainilla se puede cultivar en habitaciones con aire acondicionado (invernaderos) o en entornos correctos (aun en macetas en pisos), siempre y cuando se respeten algunas reglas, que observaremos mucho más adelante. Primeramente, imaginemos que hablamos de una planta que precisa espacio: considere que en la edad avanzada, en el momento en que está totalmente creada, puede lograr una longitud de hasta 4 m, y los brotes se doblan sobre una base permanente y extendida. repararlos. Un sustrato conveniente para Vanilla planifolia debe radicar en sphagnum (musgo rápido y bien drenado) o corteza vegetal no resinosa y fibra de osmunda (raíz de helecho).

En el cultivo de esta planta en maceta, es requisito regar cuando menos un par de veces a la semana con agua de lluvia o agua desmineralizada. Además de esto, para garantizar la adecuada humedad ambiental de la planta, singularmente en el momento en que el ámbito es bastante seco, son primordiales cuando menos 2 nebulizaciones cotidianas con agua sin cal. En invierno, no obstante, el riego debe reducirse al mínimo. En concepto de suministro de nutrientes, la vainilla precisa ser fertilizada desde el principio de la temporada de desarrollo y a lo largo de todo el verano, en promedio cada 15 a 20 días con un fertilizante particular para orquídeas con un contenido equilibrado de nitrógeno, fósforo y potasio, pero asimismo un bajo porcentaje de hierro, zinc, cobre, manganeso. En el momento en que la planta llega en el final de la etapa de floración, impide fertilizar a lo largo de unos meses, y tras este periodo de latencia, empieza a fertilizar de forma regular. En lo que se refiere a la reproducción, esta planta se extiende por semillas, de la misma en los sitios de cultivo. No obstante, la propagación de vainilla es mucho más simple de efectuar en el momento en que se emplea una técnica de propagación que es segura y genera plantas con exactamente las mismas peculiaridades genéticas que la planta madre. En un caso así, tras la floración, se toman trozos de rama de unos 15-18 cm de largo con unas tijeras afiladas y desinfectadas. Lo destacado es tratar los esquejes con una hormona de enraizamiento y después ponerlos en una mezcla de partes iguales de arena y turba. Además de esto, para beneficiar el enraizamiento, resulta conveniente poner la plántula en un espacio con una temperatura incesante de unos 25°C y sostenerla regularmente húmeda hasta el momento en que aparezcan los nuevos brotes, que acostumbran a mostrarse tras un mes precisamente. Tras un año de este periodo, las plantas de vainilla se tienen la posibilidad de trasplantar a macetas particulares y medrar allí hasta la plantación final. Cabe apuntar que Vanilla planifolia es una planta que se identifica por un desarrollo rapidísimo y necesita bastante espacio. Por consiguiente, debe plantarse en pozos con un espaciamiento de 1 metro en la hilera y unos 2 metros entre ristras. Cada planta ha de estar sostenida por una estaca a fin de que sus largas ramas logren escalar. En cambio, en el momento en que la vainilla se cultiva en maceta, hay que dotar a esta de un envase muy espacioso y profundo para aceptar un avance regular tanto del sistema radicular como de la parte aérea. En lo que se refiere a la recolección de la fruta, es obvio que los frutos de vainilla se cosechan aún verdes en los sitios de producción, se vuelven negros tras un largo y bien difícil secado y preservan su peculiar aroma aromático. Por norma general, la recolección de vainas empieza tres años tras la siembra. La técnica asimismo necesita que la fruta se seque al aire en un espacio ventilado y sombreado tras la cosecha. Tras el secado, las vainas se preservan enteras en frascos y se guardan en un espacio fresco y obscuro. Al final, una nota sobre las fitopatías y patologías que tienen la posibilidad de presentarse con cierta frecuencia en la planta de vainilla. Esta es una planta vulnerable a la pudrición de la raíz, en especial si el medio de cultivo no está bien drenado. Asimismo puede ser atacada por cochinillas y pulgones, que por norma general anidan en las intersecciones de las hojas, especialmente si se sobrepasa con fertilizante nitrogenado.

También te puede interesar  Como Cultivar Rosas A Partir De Esquejes

De qué manera plantar vainilla

  • Obtener la planta de vainilla

Debemos proceder a un autoservicio de yerbas o flores. Hay que rememorar que esta plata no es tan simple de hallar, más allá de que se puede soliciar en tu tienda naturista de seguridad.

Valorar
Array

Última actualización el 2023-02-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Contenido de la página