• marzo. Si decidimos comenzar a cultivar en el tercer mes del año, es esencial llevarlo a cabo en semilleros resguardados.
  • Abril. En el mes de abril tenemos la posibilidad de trasplantarlas y cultivarlas en nuestro jardín, así sea en suelo clásico, en huertas en construcciones o en macetas. Si las cultivamos en macetas, tienen que tener cuando menos 30 cm de ancho y hondura. Si no tenemos ganas hacer semilleros, tenemos la posibilidad de obtener plántulas (plantas ahora cultivadas) y plantarlas de forma directa en el suelo. Esta es la opción mucho más simple para principiantes.
  • Mayo. En áreas mucho más frías, la siembra debe postergarse hasta mayo.

Cuidados del tomate

Conforme medran las plantas de tomate van surgiendo brotes entre el tallo y las hojas, unos brotes axilares, asimismo llamados estolones, que debemos sacar en la mayoría de los casos si contamos una producción de frutos mucho más enormes y desea eludir que las plagas se desarrollen mucho más de forma fácil. Solo tenemos la posibilidad de dejar entre los chupones sin circuncidar a fin de que se desarrolle. Por si las moscas se daña el tallo primordial y no corremos el peligro de perder toda la planta. Esta revisión se hace cada semana puesto que no dejan de manifestarse.

Quitamos las hojas secas o dañadas de la parte de abajo de la planta para impedir plagas y progresar la ventilación.

Cosecha

La cosecha empieza 80-90 días tras el trasplante. Se efectúa periódicamente en el momento en que el fruto consigue un color colorado (si se destina a consumo inmediato), preservando sus características nutritivas.

También te puede interesar  Plantar Rosales

Valorar
Array

Última actualización el 2023-02-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Contenido de la página