El cultivo de okra no acepta realmente bien el frío, con lo que tienes que sembrarla desde el comienzo de la primavera, en el momento en que sientas que la tierra está tibia. La siembra es ideal en tiempos tropicales y tibios, singularmente en zonas donde el verano es mucho más largo y las temperaturas fluctúan entre 25 y 35 °C a lo largo del día con un máximo de 40 °C y cerca de diez °C durante la noche. .

No obstante, si deseas una cosecha temprana en una región friísima, puedes cultivar esta planta en maceta en un espacio protegido del frío. En zonas tropicales esto no es un obstáculo y se tienen la posibilidad de plantar cualquier ocasión.

Riego

A lo largo de la primera etapa del desarrollo de germinación es primordial sostener la tierra siempre y en todo momento húmeda pues si no lo hacemos se detendrá el desarrollo y por consiguiente la cosecha fracasará.

En el momento en que la okra esté en medio de una floración, reduzca el riego para eludir el encharcamiento, en tanto que a la planta no le agrada nada. Además de esto, probablemente halla pérdida de frutos y aparición de hongos, tal como otras anomalías de la salud.

Recolección de okra

El cultivo de okra es parcialmente veloz, puesto que los frutos se tienen la posibilidad de juntar 60 o 70 días tras la siembra, en el momento en que los frutos alcanzan una longitud de diez o 14 centímetros. En este punto, la okra está tierna y no fibrosa. Como es una planta muy productiva, tenemos la posibilidad de cosecharla cada 2 o tres días, cosechando de esta forma sus frutos de la mejor forma viable.

También te puede interesar  Plantar Warts On Feet

La okra tiene alguna vellosidad que puede ser molesta para varias personas. Para eludir esto, es conveniente agarrar la fruta con guantes.

Valorar
Array

Última actualización el 2023-02-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Contenido de la página