El riego es el aporte de agua a las plantas a fin de que contengan su hidratación y logren efectuar apropiadamente sus procesos vitales.

De qué manera regar tus plantas de mariguana

Comunmente en el momento en que la mariguana está medrando, la acción mucho más repetida es el agua, con lo que es una acción que ha de estar ahí. estudiar a llevarlo a cabo bien. Si el riego se efectúa con mucha agua, lo mucho más posible es que la planta en cuestión deje de medrar a buen ritmo, deje de realizarse y comience a comprender de qué forma se pudren y se descoloran las hojas. Además de esto, el sistema radicular corre un prominente peligro de ser atacado por hongos perjudiciales e inclusive de ahogarse. Pero asimismo es malo no regar con bastante agua, pues una proporción de agua inferior a la correcta ralentizará el desarrollo de la planta, dañará la calidad del sustrato o medio de cultivo y reducirá relevantemente en parte la aptitud de absorción de los nutrientes. de la planta.

Para comprender la proporción de agua que hay que utilizar en todos y cada riego, es requisito entender que el sistema de raíces tiende a ser 2 o 3 ocasiones mucho más grande que el tamaño de la una parte del aire. Entonces, si una planta mide diez cm, el tamaño de sus raíces es de precisamente 20-30 cm. Si bien esto no es una ciencia precisa, pero asiste para entender aproximadamente el avance de la raíz y su tamaño.

Consejos sobre el riego en las distintas estaciones del año

– Primavera. A fines de invierno es conveniente regresar a regar las plantas con suavidad, pero de manera mesurada para no encharcarlas.

Además de esto, la primavera es la temporada donde indudablemente hay que acrecentar la continuidad de los riegos, que comunmente van a ser un par de veces a la semana. Es conveniente preguntar los requisitos de cada ejemplar en su ficha de planta.

También te puede interesar  ¿Cuántas veces al día hay que echarle agua a las plantas?

¿Cuál es la mejor temporada para regar en verano?

A lo largo del verano resulta conveniente regar a la primera hora de la mañana o por la tarde, en el momento en que comienza a obscurecer, de esta forma se evitarán las horas de sobra calor.

Si puedes escoger, mejor durante la noche, puesto que por la mañana hay mucho más presión osmótica, lo que provoca que el agua se reparta por toda la planta. En verano, los rayos influyen mucho más de manera directa, con lo que si regamos por la mañana, se perdería una gran parte del agua que recibió. En cambio, si regamos durante la noche, la tierra va a tener considerablemente más tiempo para absorber el agua y se sostendrá húmeda a lo largo de mucho más tiempo.

Causantes esenciales en el momento de regar

Si su avance se retrasa, o si la planta tiene alguna patología o plaga, probablemente no necesite tanta agua como una planta sana. Las plantas de mariguana tienen distintas requerimientos de agua en dependencia de su etapa de madurez. Las pautas concretas que exponemos ahora son ajustables a plantas maduras en vegetación y flores.

Conforme medran, las plantas de mariguana incrementan su sistema radicular; si el sustrato está cubierto de raíces y no queda tierra, precisarás regar con mucho más continuidad. Es por este motivo que aconsejamos trasplantar antes de la floración, a fin de que la planta tenga sustrato bastante para retener el agua a lo largo de considerablemente más tiempo. Ya que la planta es la mucho más grande a lo largo de la etapa de floración, va a tener una mayor aptitud para absorber nutrientes y agua. Lo idóneo es siempre y en todo momento anegar todo el sustrato a fin de que todas y cada una de las raíces reciban agua y no se creen zonas secas. Un óptimo riego significa regar la tierra al 25-33% de la aptitud de la maceta.

Valorar
Array

Contenido de la página