En lo que se refiere a cuándo plantar semillas de tomate, tenemos la posibilidad de decir que la mejor temporada es entre invierno y primavera, en concreto entre finales de invierno y principios de primavera, o si no es un año caluroso, aun hasta finales de primavera.

Calendario de cultivo de tomate

  • Marzo. Si decidimos iniciar nuestro cultivo en el mes de marzo, es esencial llevarlo a cabo en semilleros protegidos.
  • Abril. En el mes de abril tenemos la posibilidad de trasplantarlas y nutrirlas en nuestro jardín, en tierra clásico, huertas en construcciones o macetas. Si las cultivamos en macetas, tienen que tener por lo menos 30 cm de ancho y hondura. Si no tenemos ganas llevar a cabo plántulas, tenemos la posibilidad de obtener plántulas (plantas que crecieron) y cultivarlas de manera directa en el suelo. Esta es la opción mucho más simple para principiantes.
  • Mayo. En áreas mucho más frescas, la siembra debe retrasarse hasta mayo.

¿De qué manera marcha un compostador?

Compostaje

De qué manera cultivar tomates desde semillas

Los tomates son un cultivo de estación cálida. Las plantas de tomate precisan, en promedio, de 7 a diez semanas desde el trasplante hasta la cosecha. No obstante, si tiene planeado cultivar tomates desde semillas, existen algunos datos que debe comprender. En un inicio, las semillas de tomate precisan una temperatura de por lo menos 70 °F (21 °C) para germinar. Seguidamente, las semillas precisan escenarios perfectos de humedad para germinar. El riego elevado puede ser garrafal. Los productores en áreas dispuestas a heladas eligen cultivar semillas en camas bajo condiciones controladas y después trasplantarlas a sus áreas finales. En promedio, requerimos 120-150 gramos de semillas por hectárea (1 hectárea = diez 000 m2 = 2,47 acres).

También te puede interesar  ¿Cómo saber si la planta tiene exceso de agua?

Otro procedimiento es cultivar tomates desde plantas sin injertar. Si proseguimos este procedimiento, es primordial escoger de manera cuidadosa la pluralidad de tomates que iremos a plantar. Si, por poner un ejemplo, los campos en nuestra área tienen inconvenientes con anomalías de la salud transmitidas por el suelo, plagas, extremos de pH o escenarios de salinidad, entonces sólo algunas de las variedades tienen la posibilidad de progresar. Ciertas variedades son tolerantes a ciertos de estos causantes, pero otras no.

Normas de cultivo

La contestación mucho más fácil que le va a dar la mayor parte de la multitud es que debe plantar sus tomates tras la última helada. Realmente bueno. Pero eso no es bastante información, ¿verdad? En verdad, es más difícil que aguardar a que pase la helada.

Las plantas de tomate en general precisan en torno a tres meses de tiempo caluroso de verano para generar una enorme cosecha. En condiciones especiales, debe empezar a plantar sus tomates algunas semanas tras la fecha de la última helada en su área. Si bien es posible que no sea el instante de comenzar a prepararte para plantar, en dependencia de tus semillas.

Plantación complementaria

La plantación complementaria es útil para ocupar el vacío entre los pimientos y los tomates. Esta técnica se apoya en conjuntar plantas que se favorecen entre sí.

Por servirnos de un ejemplo, puedes plantar calabazas, pepinos o cebollas. Esto le va a dar mucho más pluralidad y evitará que los pimientos y los tomates atrofien su desarrollo.

Valorar

Contenido de la página