Como norma establecida, es conveniente plantar todas y cada una de las plantas a lo largo de la luna creciente, preferentemente 2 o tres días antes de la luna llena. Excepto las que tienen la posibilidad de florecer prematuramente, como la lechuga, que resulta conveniente plantarlas en la etapa de luna menguante.

La Luna con frecuencia se asocia con distintas crecimientos: mares, plantas y avance humano. De ahí que, en esta nota te contamos cuándo es recomendable alinearte con el satélite natural.

La Luna no es solo un satélite que observamos a la noche, sino es un enorme actor que influye en nuestro día a día, no solo en la cabeza humana o suelo, sino más bien asimismo en la planta. Reino.

Fases de la luna y el huerto

En esta etapa probablemente halla un incremento de plagas. Además de esto, la savia se nucléa primordialmente en el follaje de la planta, con lo que el follaje medra mucho más veloz, si bien hay menos frutos que en otras fases lunares.

A lo largo de esta etapa la savia sube desde las raíces hasta la parte de arriba de la planta. Si siembras a lo largo de esta etapa, el avance va a ser mucho más veloz, específicamente, el follaje medrará considerablemente más que las raíces. De ahí que, sería una gran idea promover su avance. Asimismo es más habitual que las plantas sean menos resistentes a anomalías de la salud o plagas.

Luna Llena

Es una etapa lunar que sucede en el momento en que nuestro mundo se posiciona de forma directa entre el Sol y la Luna.

También te puede interesar  ¿Cómo se llama la hoja para fumar Marihuanas?

Quizás el paso mucho más asombroso de todos, puedes observar toda la cara de la luna alumbrada como un círculo terminado.

Crescent Moon

Se hace cargo de alentar plantas con enorme desarrollo vegetativo, abonos verdes, lechugas. Aparte de ser realmente conveniente a la fertilidad, con lo que es la mejor temporada para cultivar todas y cada una de las plantas que medran altas y dan frutos, como tomates, pimientos, manzanas, pepinos, calabacines, calabazas, habas, sandías, guisantes. , frijoles, etcétera.

Como norma establecida, es conveniente poner todas y cada una de las plantas en luna creciente, preferentemente 2 o tres días antes de la luna llena. Excepto las que tienen la posibilidad de florecer prematuramente, como la lechuga, que es conveniente plantarlas en la etapa de luna menguante.

Valorar
Array

Contenido de la página