Empecemos a romper varios de los mitos sobre el cultivo de estas plantas que afectan de manera directa la manera de regar las fresas. Y sucede que, comunmente, confundimos la roya de estas plantas y que las vamos a poder tener de cualquier forma. Como afirmábamos antes, el riego es el aspecto mucho más especial del precaución de las plantas sustanciosas. Pero no se habla solo de cuánto regamos o con qué continuidad regamos. Asimismo es primordial de qué manera lo hacemos o aun de qué forma se planta nuestra planta.

¿Cuándo debo regar mis jugos?

La continuidad de riego es dependiente del tiempo, estación, humedad, género de maceta, drenaje, etcétera.

Como norma establecida, riegue su caña de azúcar solo en el momento en que el sustrato esté seco. Si les echas agua con el sustrato húmedo lo ahogarás. Ten en cuenta que las sustanciosas se pudren de abajo hacia arriba, y ciertas señalan que se mueren hasta el momento en que es bastante tarde. Para contrastar la humedad en el suelo, toque el sustrato. Cava hasta una pulgada y media. Si siente que está húmedo, no añada agua.

¿Cuánta agua le coloco a mi cactus?

¡Basta, no seas tímido!

¿Un cactus mucha agua? No sé si has escuchado esto antes, conque te lo explicaré.

¿De qué forma las riego?

En este momento que aproximadamente entendemos que debemos regar nuestras queridas plantitas, observemos de qué forma debemos regarlas a fin de que absorban el apreciado líquido de la forma adecuada :

  1. La primera cosa que hay que realizar es revisar la humedad del sustrato. Para esto tenemos la posibilidad de llevar a cabo múltiples cosas:
    • Ingresar un palito de madera fino (como el que se emplea en los sitios de comidas nipones): si la tierra está mojada, se pegará a ella.
    • Utiliza un medidor de humedad digital: es muy simple de emplear. Todo cuanto debes llevar a cabo es llevarlo a la cazuela para descubrir la proporción de humedad. Pero, a fin de que sea mucho más confiable, hay que llevarlo a distintas zonas (mucho más cerca del borde de la cazuela, mucho más hacia el centro).
    • Pesar la maceta antes y tras regar: como el planeta no es tan seco como húmedo, tenemos la posibilidad de guiarnos por esta disparidad de peso.
  2. Entonces, disponemos lo que empleamos para ocupar el agua y regentar el fluído de agua al suelo, jamás yendo a la planta. Debemos confirmarnos de que esté bien húmedo. Para eludir encharcamientos y inconvenientes, tenemos la posibilidad de usar un pulverizador, o, en el caso de que tengamos muchas plantas, eliminar la «cabeza» de la regadera.
  3. Finalmente, si disponemos una placa debajo, la retiramos 15 minutos tras el riego para remover el exceso de agua.
También te puede interesar  ¿Cuál es la mejor vitamina para las plantas?

Emplea mantillo

Otro aspecto a estimar respecto a la evaporación es si tus plantas tienen o no mantillo. O sea, si pones piedras o algún otro elemento sobre el sustrato.

Si es de este modo y empleas relleno, la evaporación es mucho más lenta. El sustrato sigue húmedo por mucho más tiempo por el hecho de que las piedras o lo que emplees evitan que le dé la luz directa del sol, con lo que hay que regar menos.

Valorar
Array

Contenido de la página