En lo que se refiere a la hora del día, es preferible trasplantar muy temprano, antes de la puesta del sol, o al amanecer, para resguardar la planta del sol mientras que se amolda a su novedosa localización.

Trasplantar en tu jardín es otra forma de plantar o desplazar algo al sitio preciso. Hay 2 maneras de trasplante; compra plantas y desplaza plantas de un espacio a otro de tu jardín.

5 consejos para eludir el shock de trasplante

El shock de trasplante es un fenómeno que padecen las plantas a consecuencia de una tarea de jardinería mal ejecutada. Para cualquier planta, como nosotros, un cambio de localización es homónimo de agobio. El inconveniente, aparte del daño que le tenemos la posibilidad de llevar a cabo a las raíces a lo largo del trasplante, hay que al cambio de condiciones que encara la planta en su novedosa localización, en consecuencia, la opción mejor es impedir siempre y en todo momento el choque mediante una sucesión de pautas o normas. lo que nos evitará desazones. ¡Te observamos!

1. Escoge el instante conveniente. Un aspecto vital para el preciso avance de cualquier planta es seleccionar el instante para efectuar el trasplante. Para la mayor parte, debe llevarlo a cabo inmediatamente antes del comienzo de su temporada de desarrollo o floración a fin de que la planta enfrente la temporada con novedosa energía. Si lo haces en medio de una floración, lo mucho más posible es que no florezca esa temporada. Además de esto, tienes que llevarlo a cabo en el momento en que la temperatura sea conveniente. Lo idóneo es a fines de invierno o principios de primavera.

CÓMO TRASPLANTE PLANTAS CORRECTAMENTE PASO A PASO

Como muchas otras tareas del jardín, de qué forma trasplantar una planta adecuadamente necesita alguna planificación. Y no: no es una cosa auxiliar. Si bien no se conoce bastante, hay un fenómeno que perjudica a cualquier planta en el momento en que lo hacemos: el shock del trasplante. Un fenómeno que padecen las plantas, y que no ya no es el resultado de una tarea de jardinería mal llevada a cabo. Para una planta, cualquier trasplante es homónimo de agobio. El cambio de localización tiene un efecto directo en la planta. Y entender los componentes que influyen en ella basta para evitarlos.

También te puede interesar  ¿Cómo plantar una planta en 5 pasos?

Más allá de que es verdad que el shock de trasplante es más habitual en plantas de jardín, múltiples géneros de plantas decorativas de interior y exterior asimismo lo padecen.

Por qué razón trasplantamos

La razón primordial de trasplantar es contribuir a que nuestras plantas se desarrollen adecuadamente. Lo hacemos a fin de que tengan buena salud y les deje enfrentar el más destacable desarrollo. Con esta acción ofrecemos a las plantas la opción de realizarse tal y como si estuviesen en un ambiente natural. Por este motivo, debemos estudiar a llevarlo a cabo adecuadamente, para reducir el encontronazo que esto acarrea.

Varios jardineros trasplantan por estética, lo que no es malo; mientras que se lleve a cabo adecuadamente. Desde fundamentos mucho más superficiales como el tono de las macetas, hasta fundamentos estéticos, por servirnos de un ejemplo, contribuir a la planta a contemplar un trozo de pared. Si bien el trasplante no es algo que ocurra en la Naturaleza, no quiere decir que sean pésimos por sí mismos.

¿De qué forma se trasplanta una planta?

  • Primeros pasos , Prepare las herramientas de jardinería que usará: tijeras de podar, pala y guantes de jardinería.
  • Escoge de forma cuidadosa las macetas para trasplantar las plantas. El contenido y el tamaño son 2 puntos a tener en consideración. Para seleccionar el tamaño conveniente, aparte de que ha de ser mucho más grande que el previo, fíjate en el avance de la planta y del material, infórmate de sus virtudes y desventajas.
  • Una vez escogida la maceta, prepara el sustrato. Ten presente que cada género de planta tiene sus pretensiones, por ende, infórmate antes de cuál tienes que plantar tu planta. Además de esto, si la maceta no posee agujeros de drenaje en el fondo, añada una cubierta de grava gruesa de unas escasas pulgadas en el fondo.
  • Cuando poseas la tierra, llena la maceta novedosa hasta menos de la mitad.
  • Antes de sacar la planta de su maceta, eliminar las hojas y tallos que estén secos o en estado deplorable.
Valorar
Array

Contenido de la página