El cultivo del maíz, como prácticamente todas las plantas, necesita de nutrientes para lograr hacer su período fenológico y poder el más destacable desempeño viable, así sea como maíz, grano o ensilado. Todos los nutrientes tiene una o mucho más funcionalidades concretas en las células de la planta.

Se llama nutrición al desarrollo por el que la planta consigue del medioambiente (suelo, agua y atmósfera) las substancias que precisa para hacer sus procesos metabólicos que le dejan: nacer, medrar y reproducirse.

La proporción de fertilizante a añadir

Para un empleo racional del fertilizante es requisito saber la proporción de nutrientes libres en el suelo y la cantidad que se precisa añadir para conseguir un prominente desempeño . a bajo valor. Esto se establece a través de análisis de suelo (Neira, 1986; Valverde et al., 1998). Las sugerencias de fertilización según los resultados que se consiguieron del análisis de suelo se muestran en la Tabla diez.

Fertilizantes sólidos

Este género de fertilizante tiende a ser en polvo, granulado, macro -gránulos, comprimidos, sticks, etcétera.

  • Los fertilizantes sólidos que vienen en polvo se usan en cultivos mucho más habituales y asimismo en hidroponía. Se aplican de manera directa o diluidos en agua. El nivel de finura del polvo acostumbra cambiar según el género de fertilizante empleado.
  • Los gránulos dan una dosis mucho más precisa, que libera paulativamente los nutrientes que poseen y asiste para que las operaciones efectuadas con ellos sean cómodas y la app, manual o con el equipo conveniente, deja una distribución traje en el suelo libre.
  • Macro erizo. Están elaborados con gránulos de esencial tamaño, entre 2 y 3 cm., y van liberando nutrientes de manera progresiva.
  • Las pastillas de abono son bastante terminadas.
  • Bastones. Hablamos de un género de espigas de abono concentrado, que se introducen en la tierra y de a poco van agregando su contenido al suelo.
También te puede interesar  ¿Cómo saber si le falta o le sobra agua a una planta?

¿Cuándo se tienen que utilizar los macronutrientes y qué aportan al cultivo?

Los fertilizantes NPK altos en N se aplican al comienzo del período de cultivo o en la etapa de desarrollo. Los altos en P se usan para cultivos de trasplante o para empleo en los instantes anteriores a la floración y cuajado en la situacion de cultivos maderables y horticultura. Por último, los fertilizantes NPK altos en potasio (K) se usan para fertilizar las plantas en las etapas finales del cultivo, al tiempo que maduran y fructifican.

Merced a los fertilizantes NPK y su extensa variedad de fórmulas, maneras de presentación y riqueza, tenemos la posibilidad de diseñar un plan de fertilización en relación a cualquier cultivo a fin de que tenga éxito.

Fertilizante para rosas

Fertilizante balanceado terminado para contribuir a las rosas a florecer. Revela su composición

Asimismo idóneo para otras plantas arborescentes con flores como el hibisco o el jazmín. Esta clase de fertilizante para plantas está elaborado para contemplar las pretensiones alimenticias que necesitan estas plantas. Por una parte, un prominente porcentaje de nitrógeno para impulsar el desarrollo de las hojas. Por otra parte, otra proporción de potasio estimula no solamente la coloración de las hojas sino más bien asimismo su resistencia a patologías.

Valorar

Contenido de la página