Es muy simple plantar girasoles. En verdad, medran rapidísimo y tienen la posibilidad de lograr hasta 2 o tres metros de altura.

Es una planta de forma anual que hay que plantar en primavera para agarrar sus semillas en verano. Se tienen la posibilidad de plantar en macetas enormes o sencillamente de forma directa en el suelo. La germinación puede demorar entre una y un par de semanas.

Mejorando la tierra para la plantación de girasoles

Para garantizar una aceptable plantación de girasoles, es conveniente elaborar bien la tierra antes a fin de que la semilla se expanda de manera justa y adecuada.

El girasol se puede cultivar en siembra directa o usual. Es esencial sostener una aceptable cama de siembra en todo instante y eludir la compactación del suelo debido al trabajo elevado con maquinaria, si el suelo está húmedo.

TIERRA

Entre las cautelas a tomar en consideración en el momento de plantar girasoles en la tierra, que no necesita fertilización particular. Si disponemos un suelo bien abonado en la cosecha, no deberemos llevar a cabo enormes aportes de nutrientes.

Más allá de que se desarrollan mejor en suelos sueltos ricos en materia orgánica, admiten prácticamente cualquier clase de suelo. Además de esto, precisan suelos profundos pues desarrollan buenas raíces para buscar nutrientes.

Apartando las filas de girasoles

Una vez que el agricultor haya escogido la pluralidad, el agricultor debe conseguir las semillas para empezar a plantar. Se sugiere a los labradores que usen semillas certificadas, seguras y de alta definición para asegurar una tasa de germinación razonable y traje. La mayor parte de las semillas de girasol se tratan con fungicidas para supervisar el mildiu y un insecticida velloso, y ciertas compañías de semillas tratan sus semillas con molibdeno (4). Las semillas de girasol tienen que tener un óptimo contacto con el suelo a fin de que se desarrollen de forma traje. Por tal razón, los lechos de plantación han de ser firmes y húmedos. En los sistemas de labranza cero, los labradores prestan particular atención a contemplar las semillas con suelo conveniente y asegurar un óptimo contacto entre la semilla y el suelo. La compactación del suelo, especialmente en suelos areniscos, puede achicar de manera significativa la infiltración de agua de lluvia en el suelo, reduciendo el nivel de humedad. Esta situación y la fuerza agregada que necesitan las plántulas jóvenes para romper esta corteza tienen la posibilidad de crear problemas esenciales para la urgencia y el lugar de las plantas. Para achicar el peligro de semejantes ocasiones, los labradores tienen la posibilidad de emplear arados de vertedera o arados de cincel para elaborar de forma exitosa la cama de semillas para los girasoles. Estas prácticas asistirán a romper la corteza del suelo y matarán las malas yerbas y limitarán la erosión del suelo.

También te puede interesar  Cómo abonar la tierra para sembrar

Es requisito eludir plantar mucho más de 2-2,5 pulgadas (5-6 cm) para una aceptable germinación, aun. O sea singularmente esencial para los girasoles de confitería, donde la hondura máxima ha de ser de 5 cm (2 pulgadas). Las semillas plantadas muy superficialmente van a tener contrariedad para establecerse y germinar. Los cultivadores de girasol establecen mucho más profundo en suelos areniscos y menos profundos en suelos arcillosos pesados.

Valorar