¿De qué manera elaborar el lote? ¡Punto por punto! Vacía la tierra habitual en la maceta. Tiene dentro al planeta con microorganismos efectivos. Añade la composta. En este momento, la arena del río. Poca harina de roca. Mucho más ceniza de carbón.

Cuidados de las plantas en maceta: tierra

Tras seleccionar la maceta de interior o exterior mucho más correcta, llega el instante de charlar de la segunda clave del precaución de las plantas en maceta: tierra de cultivo o sustrato.

El sustrato, adjuntado con el agua, es el alimento primordial de tus cultivos, con lo que merece la pena invertir algo de dinero para hallar una tierra para macetas suelta, baja en arcilla, de mala calidad y rica en nutrientes.

Detectar el género de lote

Si bien es algo a eso que no acostumbramos a prestar atención en el momento de elaborar el lote para la huerta, es tan esencial como alguno de sus trabajos derivadas. Al saber las peculiaridades de nuestro suelo de plantación tenemos la posibilidad de saber precisamente qué precisa para estar de manera equilibrada. El suelo se distribuye en 2 tipos bien establecidos:

  • Suelo arenoso: deja una rápida evacuación del agua, con lo que no es muy conveniente para cultivos que precisen humedad. Su primordial virtud es que deja una alta oxigenación de las raíces merced a esta aptitud de drenaje.
  • Suelo arcilloso: con capacidad de retención de agua, pero sin aptitud de drenaje. Algo que perjudica de manera directa a la oxigenación y a la salud de las raíces.

Materiales:

Precisará un envase medidor, un balde grande para combinar, ingreso a agua (fría y ardiente), un tamiz, una pala y un rastrillo de jardín, un Envase para remojar el cacao en fibra de nuez y naturalmente los elementos. Es una gran idea emplear una máscara al combinar, puesto que varios de los elementos dejan libre polvo o partículas orgánicas que tienen la posibilidad de ser perjudiciales si se inhalan.

También te puede interesar  ¿Cómo poner la semilla en la tierra?

Evite trabajar en esta receta en un día muy ventoso y tenga una botella de aerosol a mano para empapar los elementos mucho más sucios.

Sustrato

Necesita un sustrato abundante en materia orgánica y bien drenado.

Tenemos la posibilidad de emplear tierra de hoja o mantillo con compost, humus de lombriz y vermiculita.

El paso inicial: cosechar y machacar las hojas

Las hojas han de estar fabricadas de tierra para macetas a fin de que estén húmedas y preferentemente desmenuzadas, con lo que lo idóneo es retirarlas en tiempo húmedo, tras la lluvia.

Para recortar el césped, sencillamente gire el cortacésped a la situación alta y recoja las hojas desmenuzadas con los recortes de césped. Esto acelerará la descomposición de las hojas.

Valorar
Array

Contenido de la página