Como ahora les hemos explicado de muchos comentarios, la atmósfera del suelo se encuentra dentro de los puntos que menos atención ha llamado entre los edafólogos. Francamente, no puedo comprender la razón, pues nos puede proveer información esencial sobre los varios procesos biogeoquímicos que tienen sitio allí. De la misma manera, es que se requiere para la respiración de las varias biocenosis edáficas y de las propias raíces. Esencialmente, los gases que se generan allí son exactamente los mismos que los del aire-atmósfera, si bien es imposible decir lo mismo de sus des. Sabiendo que los procesos biológicos cambian extensamente cerca de la área del medio de remolinos de manera estacional (y en ocasiones en periodos de tiempo mucho más cortos), tal como una extensa variedad de nichos o hábitats que habita, su variabilidad espacial es altísima. Ya que la vida en el suelo consume abundante oxígeno y, por su parte, emite CO2, no debería asombrar que el aire del suelo sea considerablemente más abundante en este gas de efecto invernadero que la atmósfera transportada por el aire, por poner un ejemplo. Antes de proseguir, afirmemos que la atmósfera del suelo divide el relleno de sus poros con agua, con lo que su volumen cambia según el nivel de saturación del suelo en el elemento líquido. De la misma manera, los especialistas en cambio climático en este momento están sobresaltados por las secuelas del derretimiento del permafrost en los suelos circundantes, gracias a su colosal potencial para producir metano, caso de que ocurra tal ámbito. Por último, repasemos si es un trabajo de divulgación para los mucho más jóvenes o no iniciados en la ciencia del suelo.

También te puede interesar  ¿Cómo evitar que las plantas mueran?

Agua

El agua de lluvia y riego empieza a absorberse y pasar al suelo, lo que se conoce como agua infiltrada. Conforme prosigue lloviendo (o seguimos regando), el agua llena todos y cada uno de los poros y desciende por el perfil del suelo.

El agua que se desplaza mediante los poros mucho más enormes (macroporos de sobra de diez micras de diámetro) es atraída por la fuerza de la gravedad y se llama agua gravitacional. Esta agua, si llovizna bastante o hay riego elevado, atraviesa el perfil del suelo hasta llegar a las napas freáticas profundas. Si halla óbices, como una cubierta impermeable en el horizonte inferior del suelo (una cubierta rica en arcillas u horizonte normalmente embrutecido: «tiza») y si la pendiente es enclenque o nula, se forma una cubierta de agua. por un tiempo suspendido.

¿Por qué razón importan las buenas prácticas agrícolas y agrícolas?

Las buenas prácticas ganaderas y agrícolas dejan la producción segura de alimentos.

En ciertos países, singularmente en América Latina, el enfoque del sistema de calidad para alimentos y artículos agrícolas se enfoca fundamentalmente en la certificación de modelos mucho más que de procesos.

Valorar
Array

Contenido de la página