Hay que obtener tierra antes fértil mezclada con desechos orgánicos como frutas, cascarillas de vegetales, entre otras muchas cosas. Así la tierra conseguirá mucho más nutrientes y se volverá mucho más fértil. Es esencial que riegues la tierra periódicamente.

Todos ingerimos. Pero, ¿en algún momento te has detenido a meditar qué ocurre con los restos de tus alimentos (como cascarillas de huevo, posos de café, cascarillas de plátano) o frutas y verduras en estado deplorable? Poseen energía, nutrientes importantes y tienen el potencial de ser un suelo apreciado.

El Día Mundial de la Conservación del Suelo se festeja de año en año el 7 de julio. Ahora mismo, merece la pena rememorar la necesidad de proteger un recurso que antes se daba por hecho, pero que el día de hoy corre riesgo de decaer. La buena conservación del suelo contribuye a impedir la pérdida de la cubierta superficial del suelo por la erosión o la reducción de la fertilidad debido al empleo elevado, la acidificación, la salinización u otra polución química del suelo.

Y la fertilidad de la tierra, ¿qué es?

Podríamos llevar a cabo una definición rápida diciendo que la fertilidad del suelo es su aptitud para producir vida, sostener el desarrollo. Entendemos que las plantas precisan agua y algunos minerales para medrar. Los absorben del suelo mediante sus raíces. Un suelo es fértil en el momento en que tiene los nutrientes precisos, o sea, las substancias primordiales a fin de que las plantas se desarrollen bien. Las plantas consiguen varios de los elementos que precisan del aire y el agua, como el carbono, el hidrógeno y el oxígeno. Hay otros nutrientes fundamentales en el suelo: los mucho más requeridos por las plantas se los conoce como nutrientes clave. Son nitrógeno, fósforo, potasio, calcio y magnesio. Proceden de las rocas que formaron el suelo y de la materia orgánica descompuesta por microorganismos. Los nutrientes han de estar siempre y en todo momento presentes en las proporciones y des correctas. Un suelo es fértil en el momento en que:

  • Su rigidez y hondura dejan un óptimo avance y fijación de las raíces.
  • Tiene dentro los nutrientes que precisa la vegetación.
  • Es con la capacidad de absorber y retener agua, manteniéndola libre para la utilización de las plantas.
  • Está bastante ventilado.
  • No tiene dentro substancias tóxicas.
También te puede interesar  ¿Qué árbol tarda 100 años en dar su fruto?

Desierto y tierra fértil

El desierto siempre y en todo momento fué considerado no fértil, además de esto de año en año 12 millones de hectáreas dejan de ser fértiles gracias a:

  • Desierto provocado por la sequía.
  • Deforestación.
Valorar
Array

Contenido de la página