El estiércol y el compost son fundamentales para progresar la composición del suelo (se precisan fertilizantes químicos para una mayor producción). El procedimiento común es cavar un hoyo para generar y combinar el compost, la materia orgánica, el compost y aplicarlo al suelo, inmediatamente antes de plantar los cultivos.

El agua tiene su período: llovizna, cae al suelo, una sección va al suelo al mantón freático y la otra sección corre por la área hacia los ríos para continuar de cara al mar, se evapora, se nubla forma, se condensa, regresa a llover. Como humanos y como labradores, influimos en los ciclos de la naturaleza en ocasiones para bien, en ocasiones para mal. Como labradores, vivimos de los elementos naturales de agua, suelo y sol, y la salud de la naturaleza es con frecuencia la salud y la eficacia de nuestros cultivos. Es tal como debemos promover que el período del agua sea mucho más permanente: esto disminuye los peligros y atenúa el efecto de los picos y vales del período para llevarlo a cabo mucho más productivo.

El día de hoy charlamos de agua azul y verde. El agua azul es agua dulce que, tras caer con apariencia de lluvia, se escurre para conformar cuerpos de agua superficiales (lagos, ríos, embalses), o atraviesa el suelo hacia el subsuelo para conformar acuíferos subterráneos. El agua verde, por otra parte, es agua de lluvia guardada en el suelo y libre a fin de que las plantas la absorban y retornen a la atmósfera como vapor por evaporación tras ser usada para el desarrollo de fotosíntesis para generar biomasa y, en consecuencia, los cultivos. ¡Lo asombroso es que el agua verde representa el 65% de los flujos en el período del agua! Esta distinción entre los dos nos asiste a entender mejor las sugerencias a efectuar con relación a la adaptación de la agricultura a los cambios climáticos.

También te puede interesar  ¿Cómo recuperar la tierra vieja?

CÓMO MEJORAR EL SUELO DEL JARDÍN SEGÚN NOS APLICAMOS

Una vez identificadas las pistas que nos ofrece el suelo, es el instante de prosperar el suelo del huerto. Es esencial comprender la necesidad de llevarlo a cabo. Un suelo fértil abundante en nutrientes es lo que alimenta nuestras plantas; y el suelo pobre solo actuará como soporte.

Para eludir confusiones, es preferible comprender de qué manera accionar antes de poner nada en el suelo. Y está claro: la tierra que fué cultivada no necesita lo mismo que la tierra que es novedosa para ella. Observemos de qué forma accionar en todos y cada situación.

¿De qué forma hacer mas fuerte el planeta?

Para prosperar la tierra del jardín de manera mucho más completa, lo destacado es conjuntar el compost con un sustrato de materia orgánica, como el humus de lombriz. Estos últimos aportarán al suelo una aceptable proporción de minerales precisos de cara al desarrollo de cualquier cultivo.

¿Qué hacen los fertilizantes?

Valorar
Array

Contenido de la página