Para trasplantar plantas adecuadamente, es requisito proseguir estos simples procedimientos: Elaborar el material. Prepara la base de la novedosa maceta. buen drenaje. Prepara el sustrato. Retire la planta del contenedor previo. Mira las raíces de tu planta.

¿Cuándo hay que trasplantar una planta? Guía rápida

Todo jardinero debe lidiar con trasplantes múltiples ocasiones por año. Se dificulta aún mucho más si tienen una extensa variedad de plantas. Transcurrido el tiempo se transforma en un hábito y una labor regular. En cambio, para los nuevos apasionados es una novedad que expone muchas inquietudes y crea muchas incertidumbres. ¿Cuándo hay que trasplantar una planta? ¿Es requisito trasplantar? ¿Debo trasplantar la planta que adquirí en el momento en que llegue a casa?

En el artículo o una pequeña guía de idea para el trasplante, me agradaría emprender el tema de manera genérica. Pretendo dirigirme a nuevos entusiastas y prestar respuestas visibles a sus cuestiones más habituales. Específicamente, este producto tiene relación a las plantas verdes de interior de manera genérica. No obstante, establece las pautas y bases para otras ocasiones.

5 consejos para eludir el shock de trasplante

El shock de trasplante es un fenómeno que padecen las plantas a consecuencia de una tarea de jardinería mal ejecutada. Para cualquier planta, como nosotros, un cambio de localización es homónimo de agobio. El inconveniente, aparte del daño que le tenemos la posibilidad de llevar a cabo a las raíces a lo largo del trasplante, hay que al cambio de condiciones que encara la planta en su novedosa localización, por consiguiente, la opción mejor es impedir siempre y en todo momento el choque mediante una sucesión de pautas o normas. lo que nos evitará desazones. ¡Te observamos!

1. Escoge el instante conveniente. Un aspecto vital para el acertado avance de cualquier planta es escoger el instante para efectuar el trasplante. Para la mayor parte, debe llevarlo a cabo inmediatamente antes del comienzo de su temporada de desarrollo o floración a fin de que la planta enfrente la temporada con novedosa energía. Si lo haces en medio de una floración, lo mucho más posible es que no florezca esa temporada. Además de esto, tienes que llevarlo a cabo en el momento en que la temperatura sea conveniente. Lo idóneo es a fines de invierno o principios de primavera.

También te puede interesar  ¿Cuántas veces al día hay que regar las plantas?

Información sobre nuestra planta y sus pretensiones

Puede parecer secundario, pero no es así. El reino vegetal es increíblemente diverso en concepto de plantas de interior y exterior. Y no hablamos solo al género de plantas o las especificaciones de cultivo que logren tener. Por extraño que parezca, hay un óptimo número de plantas que aceptan con perfección el trasplante, eso sí. Pero asimismo hay bastantes de ellos que no los reconocen bastante bien hasta el momento en que tienen la posibilidad de ser asesinados por fallo si lo hacen.

Ya que muchas plantas tienen pretensiones destacables, es esencial que las conozcamos en hondura. Es la manera más óptima de comprender si es conveniente trasplantar regularmente o si, por contra, puede ser negativo para ellos. Información que aun supone que sé si la cantidad iniciativa en su bote es considerablemente mayor que la que tenían o si, por contra, no debería serlo.

Extracción de la planta

El instante de la extracción y su introducción en el nuevo ambiente van a ser los instantes mucho más sensibles del trasplante.

La extracción de la planta es la parte mucho más frágil del trasplante, especialmente si se trasplanta de una maceta a otra. Es requisito eliminar la planta con bastante precaución a fin de que la base del suelo que la circunda no se desmorone. Si esto pasa, puede ser mucho más bien difícil que la planta se ajuste a su nuevo contenedor.

Tamaño de maceta interior y exterior

Para plantas de interior, ten en cuenta que el tamaño debe amoldarse al espacio de cultivo que poseas, tal como al número de ejemplares oa la técnica de cultivo escogida. Estos son ciertos ejemplos:

  • Cultivo en SOG: se acostumbra comenzar con una maceta de 0,5 L, seguida de una maceta de 1,65 L; acabar con uno de 3,25 L.
  • Cultivo en SCROG: este procedimiento deja iniciar con recipientes de sobra de 1,65 L, proseguir con 3,4 L y por último seleccionar uno entre diez y 20 L.
  • ) Cultivo estándar: con una técnica mezclada entre las dos, puedes seleccionar macetas de 1 L, entonces finalizar una maceta de 2,5 L con una de entre 4 y 7 L.
Valorar
Array

Contenido de la página