En tiempos de cuarentena, entre las ocupaciones que se tienen la posibilidad de efectuar en el hogar es proteger las plantas. Por este motivo, el Servicio de Parques de Lima (Serpar) te da diez sugerencias para su precaución y cuidado.

1. Escoja las plantas correctas para su hogar

Verifique si las hojas se pegan y se caen

Las plantas de interior se mustian por el hecho de que no hay bastante agua las hojas. espeso y totalmente húmedo. Posiblemente no simulen capaces de aguantar su peso y empiecen a adelgazar.

Existen muchas causas por las que una planta tiene una reacción tan mal al exceso de riego, entre las mucho más esenciales es la carencia de oxígeno. Como todos y cada uno de los seres vivos, las plantas precisan respirar y en el momento en que esto se hace por medio de las raíces, si hay mucha agua, verdaderamente se ahogan sin poder respirar y absorber los nutrientes del suelo.

Otro inconveniente es que de alguna forma «lavamos» los micronutrientes, potasio, nitrógeno y otros nutrientes y las raíces por el momento no tienen la posibilidad de absorberlos.

Hay mucha agua en el campo pero tus plantas lloran

Las raíces de las plantas absorben los nutrientes del suelo. Las raíces precisan una mezcla de agua, nutrientes y oxígeno para subsistir y realizarse a fin de que las plantas medren de forma perfecta. En una situación ideal, los espacios entre las partículas del suelo habrían de estar llenos de oxígeno. El riego elevado llena los vacíos entre las partículas del suelo con agua y expulsa el oxígeno, lo que disminuye la proporción de oxígeno libre para las raíces de las plantas. En el momento en que esto pasa, tus plantas se mustian, lo que recomienda que no hay bastante agua, aun en el momento en que el suelo está precisamente sobrepasado.

También te puede interesar  ¿Por qué las puntas de las hojas se ponen marrones?

¿De qué manera puedes entender si tus plantas precisan agua?

En el momento en que a las plantas les falta agua, la primera cosa que sucede es que las hojas inferiores se vuelven amarillas y secas. Si ve que esto pasa, probablemente sus plantas no estén recibiendo bastante agua. En el momento en que una planta no recibe bastante agua, lo que hace es preservar la poca agua que tiene sosteniendo el tallo verde y las raíces húmedas, pero las hojas se vuelven amarillas y se caen y ocasionalmente se secan.

Las plantas perjudicadas por la carencia de agua asimismo comenzarán a enseñar algo de raíz en la área. Otra señal de que el suelo está seco es que se agrietará, si esto pasa puedes estar seguro de que las raíces de tus plantas no reiben la humedad o los nutrientes que precisan para medrar apropiadamente, singularmente en plantas de maceta. Cerciórate de regar tus plantas a fin de que no tengan adversidades para generar las frutas y verduras que quieres.

Valorar
Array

Contenido de la página