Para iniciar tu cultivo de cannabis no es necesario que seas un especialista, no obstante, tienes que guiarte en determinados puntos como el riego, la iluminación, la temperatura o la fertilización correcta a fin de que todo salga como esperas.

En el momento en que sepas de qué manera plantar tus Mary Jane, prosigue cada paso literalmente y deja que tus pequeñas se desarrollen, pero ¿de qué forma sé si mis plantas de mariguana están medrando bien? Es una pregunta que se hacen varios cultivadores, especialmente cuando son inexpertos, pero despreocúpate, aquí vamos a hablar de esto.

La Etapa de Desarrollo o Vegetativa:

Seguidamente podemos encontrar la etapa de desarrollo o vegetativa. Esta etapa es la etapa central en el avance de la planta y, como tal, entre las mucho más importantes para los cultivadores de cannabis. Es en esta etapa, cuando la semilla ha germinado y plantado, que la planta consigue su mejor morfología y tamaño para lograr generar las flores que prosiguen, o sea, nuestra cosecha. A lo largo de esta etapa la planta precisa mucha luz, en tanto que se está construyendo.

Tras la germinación

Bastante espacio cultivable y capacidad luminosa para la mariguana

Este otro punto esencial antes de comenzar a rematar, hay una relación directa entre lo que representa la capacidad luminosa y el espacio cultivable. Debemos sostener un equilibrio lógico entre las dimensiones del ubicación, la proporción de plantas a cultivar, el tamaño de las plantas. NO va a ser conveniente cultivar un exceso de plantas en un espacio donde no haya bastante espacio, pues solo vamos a poder tener mucho más trabajo que si plantamos un número menor de plantas por m2.

En dependencia de las técnicas de cultivo, tenemos la posibilidad de plantar de 25 a 30 plantas por m2 empleando See Green (SOG) o utilizando la técnica SCROG, se tienen la posibilidad de cultivar de 1 a 8 plantas, proveer un desarrollo mucho más largo y utilizar técnicas de poda como fim o apical para acrecentar el número de cogollos a cosechar. Pero lo mucho más simple para comenzar es cultivar una media de diez-12-16 plantas en dependencia de si la genética es mucho más índica o sativa sin precisar podar ni atar para una cosecha mucho más simple.

También te puede interesar  Cómo sacar un hijo de una planta

Flores

El último de los periodos de avance del cannabis. Su comienzo va a depender no solo del tiempo de desarrollo que le demos a la planta, sino más bien asimismo de si reúne las peculiaridades correctas para alimentar esos apreciados cogollos que desarrollará.

Por consiguiente, va a haber oportunidades, por poner un ejemplo, en el momento en que haya pasado un mes desde la germinación, si observamos que nuestra planta está enclenque o pequeña y sin signo de inflorescencias; deberemos soportar mucho más con la etapa de desarrollo.

Nuestra recomendación

Te aconsejamos emplear sustratos terminados o fertilizados. Entre ciertas mejores calidades que puedes localizar en nuestra página web, se puede destacar:

  • La Gramoflor 45 litros: fabricada con turba Sphagnum, ahora muestra las mejores condiciones a fin de que no precises eso. Siga fertilizando a lo largo de cuando menos ámbas primeras semanas del cultivo.
  • Perro Terra Professional, 50 litros: enorme relación calidad precio, es un sustrato de suelo orgánico, conformado por corteza de árbol, humus de lombriz, incitante natural, perlita y turba. Puedes dar de comer a la planta a lo largo de 4 o 5 semanas.
Valorar
Array

Contenido de la página