Esta técnica optimización la fertilidad de las parcelas agrícolas de una forma rápida, económica y justa, pero tampoco considera que el jardinero está sobrecargado de trabajo.

El precaución y regeneración de la tierra es la base más esencial de la agricultura ecológica y en esta línea de trabajo los abonos verdes son una herramienta ventajosa que debemos impulsar.

Proyectos y organizaciones de referencia

En Cataluña resalta Polyfarming, un emprendimiento cofinanciado por el software LIFE de la Comisión Europea comandado por el CREAF. Nació en 2016 con el propósito de recobrar la actividad agrícola y ganadera en una finca dejada en Girona, Planeses, a través de el modelo de regeneración. Tras 5 años, los desenlaces afirman que esta clase de agricultura tiene un enorme potencial en la pelea contra el cambio climático y el abandono del campo.

A fin de que el emprendimiento logre ser superado y replicado en todo el país y también en todo el mundo, Polyfarming ha editado el ‘Manual del Sistema de Poliagricultura’, un ‘alfabeto’ de agricultura y ganadería regenerativa que quiere dar herramientas y entendimientos para hacer más simple que cualquier persona sea entusiasmado. uno puede estudiar sobre el modelo y aplicarlo en su finca.

Conclusiones

De nuevo nos encontramos en una dicotomía: ¿utilizar mucho más información pero generar menos energía mucho más con mulch y sin arar o escogemos la máxima producción y proseguimos perdiendo suelo en pos de nuestra tranquilidad?

Nivelación del lote

Una vez hemos mezclado la tierra con el abono, es el instante de nivelar el lote. El propósito es que el suelo tenga una fachada y textura suaves. Si aireamos bien, no nos van a salir lombrices. No obstante, si todavía queda alguno, en el instante de la redada debe cancelarse.

También te puede interesar  ¿Qué pasa si riegas una planta con agua con cloro?

Si bien hemos enriquecido la tierra con compost, no está de sobra aportarle mucho más nutrientes. Unas que asistirán a hacer una cubierta superficial en el suelo que, con riego y lluvia, penetrará en el resto del sustrato. Lo idóneo es que optemos por añadir materia orgánica al suelo para contribuir a enriquecerlo.

Si la tierra se ve cobrizo arcillosa, que te mácula las manos al tocarla, tienes que aclararla un tanto por el hecho de que esta tierra asfixiará las raíces de tus cultivos. ¿De qué forma?

  1. Hervir agua y poner el líquido en un aspersor y verter el agua ardiente sobre el suelo.
  2. Cubre la maceta con plástico hasta el momento en que mires que la tierra se ha secado (unos diez-12 días)
  3. Entonces añade perlita, arena caliza, sustrato universal y humus de lombriz.
  4. ¡Listo para medrar!
  1. Hervir agua y rociarla en el suelo
  2. Tapar la maceta con plástico y dejar al sol a lo largo de diez-12 días.
  3. Revisar si hay bichos y añadir sustrato universal y humus de lombriz.
  4. ¡Listo para medrar!
Valorar
Array

Contenido de la página