Para elaborar el lote para la siembra es requisito desyerbar, orear, aflojar y abonar la tierra. Antes de plantar debemos elaborar la tierra a fin de que las plantas logren realizarse sin inconvenientes.

En este curso te vamos a educar a Elaborar la Tierra para Cultivar Semillas y que estas se desarrollen adecuadamente. Para esto usaremos arcilla, humus de lombriz y vermiculita o perlita.

La tierra es la nutrición de la planta, el hummus aportará los nutrientes precisos a fin de que la semilla germine y por último la perlita o la vermiculita se utiliza para orear la tierra puesto que las semillas son muy enclenques.

Remover las malas yerbas

Toda clase de plantas presentes en el suelo se piensan malas yerbas y no pertenecen a un cultivo. De ahí que, el paso inicial para impedir su aparición es adecentar todo el lote y limpiarlo lo más bien que se pueda.

No obstante, por más que nos esforcemos en adecentar, la aparición de malas yerbas es ineludible. Por este motivo, es conveniente invertir unos minutos cada pocos días para remover todas y cada una de las malas yerbas que van surgiendo conforme pasa el tiempo desde la siembra. Tenemos la posibilidad de eliminar las malas yerbas con una azada o regando en abudancia la tierra. Al día después o al segundo día de riego, en tanto que la tierra está húmeda, comienza con la mano todas las yerbas mucho más veloz.

¿De qué manera elaborar el lote para la siembra?

  • Lo primero es eliminar la tierra del fondo del envase, bandeja, maceta o mesa de cultivo. En el momento en que se ponen en recipientes, sean los que sean, se forma una costra en el fondo que hay que eliminar por el hecho de que impide la adecuada circulación del agua y del aire.
  • Es requisito desmenuzar los terrones que van surgiendo en el suelo hasta una hondura de 20 cm. El suelo ha de estar suelto y rápido. Este es el instante de aprovecharlo y añadir compost para alimentar la tierra.
  • Para finalizar, sacar de la área las piedras y todos y cada uno de los elementos extraños del suelo que logren complicar la plantación y posterior enraizamiento.
También te puede interesar  ¿Cuándo sacar las semillas al sol?

Asimismo es el instante perfecto para añadir arena a suelos bastante espesos y pesados, cal a suelos que se descalcifican y no retienen agua. Asimismo es el instante de añadir nutrientes como nitrógeno, calcio, magnesio, hierro, etcétera.

Nivelación del lote

Una vez hemos mezclado la tierra con el abono, es el instante de nivelar el lote. La meta es que el suelo tenga una fachada y textura suaves. Si aireamos bien, no nos van a salir lombrices. No obstante, si todavía queda alguno, en el instante de la redada debe cancelarse.

Si bien hemos enriquecido la tierra con compost, no está de sobra aportarle mucho más nutrientes. Unas que asistirán a hacer una cubierta superficial en el suelo que, con riego y lluvia, penetrará en el resto del sustrato. Lo idóneo es que optemos por añadir materia orgánica al suelo para contribuir a enriquecerlo.

Paso 4: Riegue las plantas

Antes de regar sus plantas, recuerde saber los requisitos de ese tipo concreto. A fin de que las semillas germinen, la planta debe regarse con regularidad. ¡No dejes que el sustrato se seque! Riega la maceta de 3 a 4 ocasiones a la semana, y no mucho más que eso.

El exceso de agua asimismo puede ser realmente amenazante para la semilla. Por este motivo, es esencial saber las especificaciones de cada planta. Cuando las semillas hayan germinado, puedes trasplantarlas a otra maceta o campo.

Valorar
Array

Contenido de la página