La planta de menta es un cultivo muy riguroso desde el criterio sobre nutrición. La planta precisará altas tasas de nitrógeno, fósforo y potasio para generar altos desempeños a lo largo de 4 a 5 años. El nitrógeno impulsa el veloz desarrollo entre esquejes, al paso que el potasio hace más fuerte la planta contra el moho y otras patologías. De la misma con otros cultivos, no probablemente halla una recomendación de fertilización universal, en tanto que cada campo es diferente y tiene pretensiones distintas. Es primordial efectuar un análisis de suelo una vez por año para hacer un diagnostico las deficiencias de nutrientes y tomar medidas correctivas.

Una práctica general de fertilización usada por varios labradores recurrentes es añadir 1400 libras (635 kg) de NPK 20-20-20 por hectárea de año en año (1 hectárea = diez 000 m2). Esta cantidad se reparte en 6 o 7 apps, la primera empieza en primavera y la última se aplica diez días antes de la última cosecha. No obstante, estas son solo prácticas en general que no debe proseguir sin realizar su investigación. Todas y cada una de las áreas no son iguales y tienen distintas pretensiones.

Fertilizantes con café

El café es una increíble fuente de nitrógeno para el suelo, aparte de ser abundante en antioxidantes. Para utilizarlo solo precisas añadir los granos a tu compost o esparcirlos de manera directa en el suelo donde están tus plantas.

Para las plantas es esencial que les consigas ofrecer un plus de calcio, pero es primordial no abusar de las cascarillas de huevo, por el hecho de que puedes cambiar el pH de la tierra, que la regresa muy básica y poco favorece para su desarrollo.

También te puede interesar  ¿Qué tipo de vinagre se usa para las plantas?

¿Para qué exactamente sirve el potasio?

Ningún fertilizante puede ignorar el potasio, pues es esencial de cara al desarrollo de las raíces. Asimismo es requisito cerciorarse de que la planta desarrolle tallos fuertes y saludables. El fertilizante universal de potasio tiene un contenido del 5%.

Es esencial llevar cuidado al utilizar un fertilizante universal. Para abonar adecuadamente las macetas es suficiente con medio puñado si son maceteros pequeños. En otro mayor, la dosis se acrecentará proporcionalmente. Una jardinera grande (un metro de largo y un metro de prominente) precisará un puñado. Es un fertilizante granular, que se disuelve gradualmente al contacto con el agua. Si bien observemos que todavía queda una cubierta azulada o blanquecina en la tierra, no debemos ofrecerle relevancia. Tras ciertas aguas, por el momento no va a ser aparente.

Fertilizantes inorgánicos

Con mayor concentración de NUTRIENTES y, por consiguiente, veloces desenlaces. Por este motivo, es primordial supervisar la dosis aportada para eludir daños en el suelo y en la planta.

Son compuestos de microorganismos vivos y asisten a que la planta se desarrolle de manera natural.

SOBRE LA AUTORA

María Teresa Navarro Ortín Índice Departamento / RegalarFlores.net

Valorar

Contenido de la página