El tomate es un alimento muy polivalente que se puede comer acompañado y es un increíble ingrediente en recetas! Tiene múltiples provecho para la salud en tanto que es abundante en hierro, calcio y vitaminas A y C. Para empezar a cultivar tomates en su jardín, debe prestar atención a ciertos causantes:

Géneros de tomate

Enriquecimiento o solo

Una planta rica por sí misma es primordial para el cultivo tomates y otros cultivos sanos y productivos. Como los jarros deben regarse con mucho más continuidad que las macetas, los nutrientes se expulsan mucho más velozmente. Por consiguiente, enriquece, o solo con una mayor frecuencia, usando fertilizantes orgánicos cada 7 o 15 días, mezclando o fertilizando solo en los primeros centímetros y regando rápidamente.

Coloca los tomates a pleno sol y riégalos todos los días. Para generar frutos jugosos, las plantas precisan mucha agua.

Causantes de suelo para el cultivo del tomate

Si bien la tomatera no es una planta muy riguroso en lo que se refiere a las condiciones del suelo, no acepta suelos bastante sólidos y mal drenados. Elige suelos sueltos de textura arcillo silícea y ricos en materia orgánica. En el momento en que cultivamos en macetas, escogemos un sustrato como plantas de exterior o tierra para macetas. Para mejorarlo, tenemos la posibilidad de añadir tierra de jardín a razón de un 20-25%.

El agua de riego es esencial. No debemos estar preocupados si el agua de riego que contamos es salina, eso sí… sin exceso, puesto que el tomate es bueno para la calidad del fruto. Un cierto contenido de sal da como resultado frutos mucho más sólidos y sabrosos.

Valorar

Última actualización el 2023-02-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados