Cultivar fresas en el hogar es muy simple y precisas varios materiales para llevarlo a cabo. (Fotografía: Getty Images)

Necesidad:

Maceta de fresas adosada a la pared

En el momento en que tienes terraza o balcón y deseas tener una huerta, es esencial para explotar cada centímetro. En este sentido, los jardines colgantes se convirtieron en una solución mucho más que atrayente para explotar el espacio. Las paredes se transforman en una enorme opción para colgar macetas.

Tener un macetero adosado a la pared deja una aceptable circulación del agua, tal como una aceptable caída de las fresas en el momento en que comienzan a ofrecer frutos. Además de esto, se puede explotar al límite el espacio para tener una jardinera bastante extendida o para complementar la región con otro género de cultivos, como lechugas, yerbas o tomates.

¿Existe algún tipo capaz para cultivar en maceta?

Por norma general, los diversos tipos de fresas se amoldan sin inconvenientes para medrar en macetas. No obstante, las variedades que vuelven a florecer son especialmente cómodas en estos contenedores. Y tienen un plus: por su carácter, van a dar 2 cosechas por año.

¿Significa esto que las variedades de fresas de un solo cultivo no marchan bien en macetas? No requerido. Medrarán mucho más en el momento en que se establecen y mucho más enormes en el momento en que se establecen de manera directa en el suelo, pero asimismo prosperarán en estos contenedores.

CULTIVA TUS PROPIAS FRESAS EN UNA Maceta

  1. Primero, compra una pequeña planta de fresas en tu vivero local o aun puedes solicitarla on-line. Cerciórate de que la planta sea de las que generan fresas a lo largo de meses por el hecho de que proseguirá generando fresas de esa forma. Asimismo va a tener mucho más éxito cultivando fresas de la planta que de la semilla.
  2. Llena tu maceta colgante con precisamente 1/2 una parte de tierra orgánica y planta tu planta de fresa.
  3. Prosigue llenando la maceta con tierra hasta el momento en que haya llenado la parte de arriba y también inferior de tu planta.
  4. Cerciórate de que la maceta tenga un orificio en el fondo a fin de que la tierra logre drenar apropiadamente.
  5. Apretar la tierra delicadamente y regar de a poco.
  6. Cuelga tus fresas en un espacio soleado donde reciban por lo menos 6 horas de luz del sol cada día.
  7. Una vez que se ponga el sol, coloca tu planta de fresas en un espacio obscuro.
  8. ¡En 4 semanas, deberías tener preciosas fresas rojas listas para juntar y comer!
También te puede interesar  Cómo quitar los mosquitos de la tierra de las plantas

Cuándo

Plantar las fresas en un día nuboso o en el final de la tarde. Esto asiste para asegurar que las plantas no mueran antes de poder regar.

Antes de plantar plantas de fresas, asegúrese de eliminar las hojas secas y mucho más frutos maduros. Si no, estos restos tienen la posibilidad de pudrirse y alcanzar al resto de la planta.

Valorar

Contenido de la página