La alcaparra es un arbusto leñoso que puede lograr hasta un metro de altura, y es originario de la zona mediterránea, Oriente Medio y la costa oeste del norte de África. Alcaparra es asimismo el nombre que se da a sus botones florales inmaduros, que se preservan en salmuera o en una solución de vinagre y sal, con lo que se usan como condimento, salsas en guarda y otros géneros de platos de cocina.

Los frutos semimaduros y las hojas mucho más jóvenes asimismo se tienen la posibilidad de explotar y elaborar y emplear de manera afín a los botones florales. Las hojas se tienen la posibilidad de cocinar antes de elaborarlas. Las alcaparras asimismo se usan con objetivos medicinales.

De qué forma cultivar la alcaparra de manera biológica

El cultivo de la alcaparra (Capparis spinosa L., 1753), si bien sea una planta que medra bien en todas y cada una partes, hay que trabajarlo allí . , no obstante, donde hay las condiciones mucho más naturales. La alcaparra elige suelos sueltos, bien drenados y radiantes y, en la mayoría de los casos, un tiempo mediterráneo caluroso. En lo que se refiere a la planta, aconsejamos procesar en torno a 50-60 cm para dejar que las raíces profundicen. Antes de plantar, es bueno fertilizar con estiércol maduro o compost. La plantación debe efectuarse entre enero y febrero por el hecho de que en este periodo el suelo aún está muy húmedo y, por consiguiente, es conveniente para la participación de plántulas jóvenes. Si está plantando capital, le aconsejamos plantar una altura de 2,0 m x 2,0 m o 2,5 m x 2,5 m entre ristras y durante las ristras (cerca de 1000-2000 plantas por hectárea), con una hondura de corte de hasta unos 35 cm, operando una. poda rápida del sistema radicular y dejar en libertad a la planta de todo el aire con una poda radical, eliminándola unos 3 cm sobre el cuello de la planta.

Los esquejes se organizan a lo largo del verano tomando un trozo de 7-diez cm de una rama de madera de 2-3 años y colocándolo en una caja llena de turba y arena. Se forman las raíces, se toman las plántulas y se invaden individualmente en frascos de unos diez cm de diámetro. Es mucho más bien difícil y veloz plantar semillas, con lo que solo se aconseja para la reactivación genética de la clase. Es aconsejable llevar a cabo un mantillo importante que resguarde a la planta de la evaporación excesiva del frío del verano. La planta vive de 20 a 30 años. Por ser una planta muy rústica, solo es requisito regar la alcaparra 2 o tres ocasiones en el primer año de plantado. En lo que se refiere al trabajo de la tierra, hay que tomar en consideración que no es requisito procesar la tierra donde están las plantas de alcaparras a lo largo de prácticamente medio año (precisamente de septiembre a enero) pues las plantas están en estado vegetativo en el resto y que la unas partes de yerbas. seco. El desarrollo de malezas debe sobrecalentarse en la primavera y después cubrirse con mantillo. Para la poda, es conveniente recortar, tras un par de años, solo la madera seca y los brotes, o sea, aquellas ramas robustas que no generan flores sino extraen la savia de la planta. Asimismo es requisito podarlo de manera que deje muchas ramas de medio centímetro de largo precisamente por el hecho de que la alcaparra solo brota en las ramas que se emiten en el año. La floración de la alcaparra es entre mayo y octubre y, aparte de agarrar los botones florales, asimismo se tienen la posibilidad de preservar las alcaparras (cucunci) en sal y vinagre. Los brotes de primavera de la planta asimismo son geniales y se tienen la posibilidad de elaborar y cocinar como las verduras. En relación a los parásitos de la alcaparra, tengamos en cuenta que es una planta muy fuerte si sostenemos altas las condiciones de rusticidad del cultivo. Eludir riegos intempestivos, fertilización con compuestos químicos (pozo y reintegración de sales minerales con las cenizas del mismo cultivo). Los pulgones y las cochinillas tienen la posibilidad de ser molestos, lo que hace el incremento de hormigas. En un caso así, a lo largo del periodo de máximo desarrollo vegetativo, se tienen la posibilidad de emplear resoluciones de lavado con jabón de Marsella. . , sin aguardar a que se abran las flores, en caso contrario se perderá la cosecha.

También te puede interesar  Cómo hacer planta de olivo

CAPÍTULO COMPLETO:

  • Primero, precisas hallar semillas de alcaparras. Esto puede ser un tanto difícil, en especial si no vives en el Mediterráneo. Evidentemente, en este punto, ¡Internet va a ser tu mejor amigo!
  • En el momento en que hayas encontrado semillas de alcaparras, cultívalas en una maceta grande con una base de rocas gruesas y ladrillos trozados.
  • No riegue bastante su arbusto de cabra: el follaje de las plantas de cabra es un conservador natural del agua.
  • Si halla semillas secas, sumérjalas en agua en el transcurso de un día, envuélvalas en una toalla húmeda y póngalas en un frasco en el refrigerador a lo largo de 2-3 meses. Una vez que hayan pasado los meses, mueva las semillas de nuevo y plántelas a una hondura de 1 cm en un suelo bien drenado.
  • Planta tu alcaparra a pleno sol, en un ámbito seco.
  • La planta es bastante condescendiente a la sequía, conque cerciórate de no regarla en demasía en tanto que elige la sequedad.
Valorar

Contenido de la página