Todos y cada uno de los seres vivos precisan agua, y las plantas no iban a ser una salvedad. Gracias a su enorme variedad, sólo algunas de las plantas necesitan exactamente la misma proporción de agua. Todo es dependiente de su hábitat natural, con lo que los cactus, familiarizados a tiempos áridos, precisan mucha menos agua que otras plantas. La hortensia, por servirnos de un ejemplo, estaría en el radical contrario de la necesidad de agua, puesto que precisa mucha. No obstante, a veces todo aficionado a las plantas tiene este problema: “Si voy a ausentarme unos días… ¿De qué manera voy a regar mis plantas?”.

No solo si te marchas de vacaciones para realizar un viaje… ¡Las plantas tienen la posibilidad de requerir agua aun en el transcurso de un puente de unos días! Eso sí, lo destacado es que algún familiar, vecino o amigo se encargue de regar las plantas mientras que tú andas fuera. No obstante, no todos desean o tienen la posibilidad de delegar esa labor en otra persona, pero no dejarán sus plantas sin la atención precisa.

Entre 4 y 7 días

En un caso así por el momento no sirve regar en abudancia nuestras plantas, sino deberemos recurrir a otro género de resoluciones. Una alternativa casera es producir nuestro sistema de riego por goteo. ¿De qué manera? Tenemos la posibilidad de coger botellas de agua, realizar un pequeño orificio en el tapón con una aguja y ponerlas boca abajo en la cazuela. Según el tamaño de la botella, nos va a durar aproximadamente (aun tenemos la posibilidad de estar 15 días en el exterior y nuestras plantas van a estar perfectas).

También te puede interesar  Cómo plantar un almendro por esqueje

Este truco lo tenemos la posibilidad de llevar a cabo de una forma un tanto menos casera, logrando pequeños «conos» a los que se enrosca la botella.

Trucos caseros:

Si te sientes reconocido con alguna de estas declaraciones, apunta estos 3 trucos caseros para regar tus plantas en vacaciones.

Las plantas se regarán solas mientras que no andas, ¿no es excelente? ¡Esperemos fuera tan simple de acariciar! . Eso es pues no conocías el que te enseñamos ahora.

Precisarás hilo de algodón, lana, nailon o poliéster. Debes enroscar el radical de la cuerda en la punta de un destornillador y también insertarlo en el suelo de la planta hasta plantar una aceptable longitud de la cuerda.

Valorar

Contenido de la página