Jura sostener tus plantas hidratadas, una técnica fácil que va a hacer que no debas conocer tanto tu jardín al aire libre, por el hecho de que en ocasiones de ahí que están con nuestro cultivo o no poseemos tiempo de proceder a regar frecuentemente. .

Es una técnica que vi en la red y en el momento en que la probé marcha a la perfección. Es muy simple de realizar y tenemos la posibilidad de explotar el calor del verano para sostener húmeda la región radicular de nuestras plantas. ¿De qué manera tenemos la posibilidad de utilizar el calor del sol para remojar? ¡Semeja irrealizable pero no es así!

Pasos para rememorar una planta marchita:

Antes de comenzar hay que comprobar bien la planta para asegurar que la planta aparte de la deshidratación se aprecia por su apariencia marchito, existe ninguna. señales de ser atacado por alguna plaga. Para esto debemos comprobar bien las hojas por el haz y por el envés. En el caso de localizar algún signo de infestación, hay que seguir al régimen pertinente. En este link vas a encontrar de qué forma seguir en el caso de infestación de insectos.

Tras comprobar y apreciar el estado de la planta, el paso inicial que debemos ofrecer es eliminar todos y cada uno de los tallos y las flores secas que hallemos para eludir que la planta prosiga mandando nutrientes a estas partes ahora mustias. Este trabajo es escencial a fin de que la planta aproveche al límite la energía que le damos a través del riego y la fertilización.

Eliminar tallos y flores mustias, el punto de inicio para rememorar una planta seca

Rememorar una planta seca es el punto de inicio, por muy sedienta que esté nuestra planta. Este trabajo de poda es requisito en tanto que, si no se suprimen las partes fallecidas, la planta proseguirá tratando agregarles savia y nutrientes. Un régimen al que no es crítico una planta sana, pero que una planta desecada no puede enfrentar.

También te puede interesar  ¿Qué hacer con los restos de café molido?

La supresión de tallos y flores secas dejará a la planta preservar energía en su rehidratación. Y, llegados a este punto, se transforma en una labor crítica.

Para detectar la pudrición de la raíz, busque estos signos en sus plantas:

Las hojas amarillas son un signo seguro de pudrición de la raíz. (Fotografía: Getty Images)

  • El síntoma más habitual son las hojas amarillas y que se caen de manera fácil.
  • Además de esto, los tallos se desgastan bastante y solamente aguantan el peso de las hojas.
  • Otra señal es que dejan de medrar.
Valorar
Array

Contenido de la página