Las apariencias engañan, conque si tienes una planta que semeja fallecida, posiblemente no lo esté. Si tu planta se puso cobrizo y ha perdido ciertas hojas, no te desesperes, pues hay promesa de que consigas revivirla, especialmente si sus tallos son flexibles y tiene ciertas hojas verdes. Pruebe estos trucos para revivirlo antes de tirarlo a su pila de compost.

Trámite

Vierta medio litro de agua en el envase. Entonces agregamos las alubias y lo dejamos entre 4 y seis horas hasta el momento en que las alubias estén bien hidratadas. En este desarrollo, los frijoles suprimirán el almidón y el calcio, dando al agua un color blanquecino.

¡Es imposible perder todo!

Si andas aquí, probablemente poseas una planta fallecida en tus manos. No seas bastante duro contigo, nos pasa a los más destacados y, en ocasiones, aun a las plantas de cuidado mucho más pequeñas.

Pero poseemos buenas novedades para ti: tu triste planta puede estar prácticamente fallecida, pero posiblemente logres revivirla. «Ciertas causas más habituales del deterioro de las plantas son el riego elevado o deficiente, no recibir la cantidad correcta de sol, cambios en su ambiente, insectos y plagas, o falta de nutrientes», afirma el especialista en jardinería John Valentine. , dueño de John & Bob’s. Resoluciones de pisos capaces.

Resguardar la planta de plagas.

Las plagas o plagas que atacan a tus plantas tienen la posibilidad de debilitarlas y lograr que se marchiten. De ahí que es esencial resguardar tu planta de parásitos como el pulgón, la cochinilla o la araña roja, especialmente si hallas orificios o fabricantes blancas en el follaje. Para esto, ciertos avisos ecológicos y naturales tienen la posibilidad de guiarte a remover de forma eficaz estas plagas, como el vinagre blanco o el jabón negro.

También te puede interesar  ¿Cómo se llama el árbol del dinero?

· La localización

Si la planta estuvo en un espacio con luz del sol directa a lo largo de los días que estuvimos fuera, es conveniente reubicarla para eludir que prosiga recibiendo luz directa, sosteniendo como tanto como resulte posible un prominente nivel de iluminación.

El estado del sustrato asimismo es primordial antes de comenzar a humectar la planta. La primera cosa que debemos llevar a cabo es sacar la primera cubierta de tierra de la maceta o jardinera donde la hemos puesto, pues acostumbra quedar apelmazada y esto va a impedir que el riego que hagamos penetre bien hasta las raíces.

Valorar

Contenido de la página