Solo precisas unos pocos elementos sencillos para realizar este fertilizante. La primera es la sal de Epson, esta aportará magnesio a nuestras plantas. El magnesio es fundamental para la fotosíntesis. Asimismo contribuye a las plantas a absorber otros minerales esenciales.

El segundo ingrediente es el bicarbonato de sodio, que actúa como un fungicida natural para resguardar las plantas de patologías fatales.

Otros consejos útiles para las flores

  • Otra fuente considerable de potasio que logramos hallar en nuestros hogares son los plátanos y los huevos. Los dos se tienen la posibilidad de realizar de esta manera que el compost de patata siguiendo exactamente los mismos pasos pero reemplazando la patata que utilizamos en esta receta por la cáscara de plátano o huevo.
  • Asimismo puedes contribuir a las flores espolvoreando ceniza de madera, humus de lombriz o algo de café procesado en el suelo. Todo lo mencionado va a ayudar a alimentar su planta en el momento en que mucho más lo necesite para un desarrollo fuerte y saludable.
  • La canela en polvo te puede asistir, puedes ponerla cerca del tallo y espolvorear con una medida pequeña de agua. Va a ayudar bastante a la floración de tu planta.

¿De qué manera integrar nitrógeno a las plantas?

El café es una increíble fuente de nitrógeno para el suelo, aparte de ser abundante en antioxidantes. Para utilizarlo solo precisas añadir los granos a tu compost o esparcirlos de manera directa en el suelo donde están tus plantas.

Para las plantas es esencial que les consigas ofrecer un plus de calcio, pero es primordial no abusar de las cascarillas de huevo, pues puedes cambiar el pH de la tierra, que la regresa muy básica y poco favorece para su desarrollo.

También te puede interesar  ¿Cómo hacer que crezcan las hojas de las plantas?

Los resultados positivos de utilizar abono orgánico casero

El abono orgánico tiene enormes provecho, y lo destacado es que va a hacer medrar tus preciosas y contentos plantas. (Fotografía: Getty Images)

  • Ayudas al medioambiente utilizando los restos orgánicos de tu cocina, eludiendo mucho más basura.
  • Asimismo evitas la polución de aguas, suelos y ríos por fertilizantes sintéticos.
  • Además de esto, cuidas la salud de tus plantas, usando materiales naturales que no son peligrosos para ellas (los fertilizantes sintéticos acostumbran a estar muy concentrados y tienen la posibilidad de dañar las plantas).

Fertilización con yerba cortada

Garantizan que la yerba recién cortada se puede usar, en tanto que se descompone de forma rápida, para enriquecer el suelo con nutrientes.

Radica en ocupar un contenedor de 20 litros con recortes de césped, o aun malas yerbas. Añada agua y deje descansar a lo largo de uno o un par de días. Entonces diluya mezclando tres tazas de yerba líquida con diez tazas de agua y aplíquelo en la base de las plantas.

Valorar
Array

Contenido de la página