Iris «Mayberry» | © Chateau de Vullierens

Es un auténtico exitación rendir homenaje a los lis polivalentes o lis que alumbran las camas perennes radiantes y encajan como un guante en los jardines de estilo rústico o resaltan en cualquier esquema de plantación contemporáneo. Son plantas que aguantan estoicamente las bajas temperaturas invernales tal como las condiciones calurosas y secas del verano.

El sitio conveniente para plantar lis.

Las plantas de iris adoran el sol y tienen que plantarse a pleno sol. En dependencia de sus órganos de persistencia, hay 2 géneros de iris:

  • Iris bulboso: Puedes reconocerlo por este nombre, si bien de todas formas no forma bulbos, sino más bien bulbos. Las especies de iris de cebolla necesitan mucha humedad.
  • Iris Rizoma: Tiene rizomas como órganos permanentes. Los lis de rizoma tienden a elegir el suelo seco al suelo comunmente húmedo y son sensibles al exceso de humedad.

De qué manera cultivar iris

El género Iris incluye unas trescientas especies de plantas de la familia Iridaceae, cuya flor asimismo se conoce como iris. Es extensamente cultivada en muchas unas partes del planeta, no solo por el valor estético de sus flores, sino más bien asimismo por sus características terapéuticas: asimismo es famosa por sus características emolientes, diuréticas y expectorantes. En esta ficha vas a aprender a llevar a cabo medrar el iris y descubrirás las primordiales noticias y técnicas. En floricultura, los lis se dividen precisamente en 2 conjuntos: iris bulboso; al que forma parte el conjunto Xiphium: (I. xiphium = I. hispanica), el conjunto Reticulata: (género Iridodictyum) y el conjunto Junos: (género Juno) y también iris rizomatoso (género Iris), con Iris non barbati (Subgenor Limniris y subgénero Xyridion), iris crestado (subgénero Crossiris) y también Iris barbati (Sottogenere Iris).

Los lis se dividen en lis rizomatosos y tuberosos. Los lis rizomatosos se amoldan mejor a áreas frescas y húmedas, al tiempo que los iris bulbosos se amoldan mejor a áreas con heladas invernales. Entonces están los lis que son fragantes y otros con un fragancia indetectable. En el momento de cultivar, ten en cuenta que los bulbos de iris se establecen en el mes de octubre, al paso que los de rizoma se tienen que plantar entre julio y septiembre.

Tuberosa y rizomatosa, se puede extender y reorganizar en verano, la mejor temporada para la propagación. A lo largo de este periodo, los rizomas y bulbos se tienen la posibilidad de extender por el procedimiento de división; Sencillamente saque los bulbos o rizomas del suelo con una pequeña azada, límpielos delicadamente, teniendo precaución de no dañar las raíces. Estos rizomas se tienen que recortar en trozos largos, de unos diez cm cada uno de ellos, usando cuchillos de jardín afilados, asegurándose de que haya por lo menos un capullo en todos y cada trozo. Ahora mismo, cada porción debe plantarse en el suelo, lo que necesita una situación sutilmente inclinada para dejar que el brote sobresalga del suelo. Esta operación se puede regar con un rápido pero copioso chorro de lluvia para compactar equilibradamente el suelo. Si decides cultivar en macetas, es preferible ofrecer prioridad a un género de cebolla. En verdad, cultivar lis bulbosos en el hogar es mucho más práctico y menos problemático. Es esencial poner los bulbos en macetas bastante enormes a una hondura de 8-diez cm. Para el cultivo de plantas bulbosas, es primavera o la segunda quincena de octubre. Para conseguir los más destacados desenlaces, el iris debe exponerse a pleno sol o solo relativamente a la sombra de la luz. Hay que tener bastante precaución al elaborar el lote; Este debe radicar en una mezcla de compost de calidad, turba y fertilizante orgánico. Respecto a las temperaturas invernales (aun para cultivos en maceta), tenga presente que los bulbos de lirio son normalmente resistentes al frío siempre y en todo momento que estén en un suelo quebradizo, poroso y bien drenado. Los lis en macetas tienen que ponerse en un espacio relajado. Si quiere una floración temprana, sencillamente vuelva a casa y ponga los jarros en un área suficientemente refulgente y suficientemente cálida. En estas condiciones, la calidez del ámbito hogareño va a ayudar a que el iris florezca antes de tiempo. Entre las patologías del iris, se debe tener bastante precaución con la pudrición de la raíz causada por algunos hongos y que muestra máculas negras o amarillas, o aun pequeñas máculas anaranjadas, propias de la roya, cubiertas de una substancia pulverulenta. Para eludir semejantes fenómenos, es conveniente cerciorarse de que el medio de cultivo sea increíblemente permeable, aireado y drenado.

Valorar

Última actualización el 2023-02-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados