Fernando Ruz Las dalias (Dalia) son plantas tuberosas muy polivalentes cuyas flores tienen la posibilidad de lograr importancia en el jardín. Tienen todas y cada una de las causas para estimar el jardín de flores y corte de cuidado mucho más bajo. Además de esto, su extensa selección de colores y la pluralidad de maneras de las flores le dejan incorporarse por igual a la cenefa herbácea o mostrarse en contenedores de exhibición. Tu escoges. Sea como sea, las dalias indudablemente tienen la posibilidad de alegrar el jardín, el patio o la terraza y sus flores te atraerán desde mediados o finales del verano hasta las primeras heladas, mediados o finales del otoño. iBulb Si elegimos por cultivar nuestras dalias en macetas o cualquier género de contenedor, se puede realizar de forma exitosa, siempre y cuando los contenedores sean suficientemente enormes. Eso va a depender de la pluralidad de dalia que escojamos, pues hay gamas enanas y dalias de patio que se tienen la posibilidad de cultivar en macetas mucho más pequeñas, pero si escogemos variedades que se abarcan en otros conjuntos, deberemos seleccionar macetas enormes para exhibirnos increibles a hacer. flores Descripción de la dalia

Las dalias (Dahlia) son plantas con flores perennes que forman parte a exactamente la misma familia que las margaritas (Asteraceae). Frecuenta incluirse en el conjunto de las plantas bulbosas que florecen en verano, pero de todos modos son plantas con gruesas raíces tuberosas, reunidas en manojos cerca del cuello de la planta. iBulb Los tallos son herbáceos y tienen la posibilidad de lograr de 0,4 a 2 metros de altura, según la pluralidad. Sus hojas son compuestas y dentadas y están preparadas de manera diferente. Historia de los Tubérculos para su empleo como alimento Las dalias son originarias de México y son su flor nacional. Estas dalias auténticos tenían flores sencillos con una corola que constaba de solo ocho lígulas. El género se compone de 43 especies, todas y cada una del conjunto de naciones americano; y la mayor parte de estos son endémicos de México. Se desarrollan en altitudes de 500 a 3.500 m sobre el nivel del mar. Ciertas especies medran en áreas pequeñas, como Dahlia macdougallii, que se halló solo en un área en Oaxaca; otras tienen una distribución mucho más extensa como Dahlia coccinea, que medra desde Chihuahua hasta Guatemala.

Hace solamente un par de años adquirí semillas de dalias – no van a ser las mucho más lindas y ornamentales pero eran asequibles y en ese instante eran datos. tener en consideración-. Por supuesto, los tubérculos son mucho más costosos que las semillas y no podía gastar 5-8 € la unidad, ¡por el hecho de que deseaba bastante! si solo precisas 2/tres plantas merece la pena adquirirlas-.

También te puede interesar  Cómo se planta el romero

De qué manera cultivar dalias

Las dalias precisan un suelo fértil, húmedo pero bien drenado y un espacio soleado y protegido. Las variedades de Dahlia precisan mucho más. En el otoño, desentierre los tubérculos y pase el invierno en un espacio libre de heladas, como un invernadero o un cobertizo.

Las dalias son simples de cultivar y no se deshacen tratándose de la tierra. Para un mejor desarrollo de la fruta en cualquier suelo fértil, húmedo pero bien drenado, a pleno sol, en un espacio protegido. Si se cultiva en macetas, hay que utilizar compost de calidad para todo empleo, no turba.

La temperatura, otro aspecto a tener en consideración

Siendo una planta de origen tropical, su tolerancia al frío es relativa y es dependiente de la pluralidad de Dalia que escojamos. Si bien ciertos de ellos tienen la posibilidad de aguantar temperaturas de -5 grados, resulta conveniente entender en hondura las especificaciones de nuestra piscina para eludir defraudes.

Entre las tareas de la Dalia que no tenemos la posibilidad de omitir si deseamos verla de la mejor manera. Como afirmábamos antes, es una planta con una alta demanda de nutrientes. Unos básicos para su confort general y poder hacer sus atractivas flores.

Semillas

Las semillas de dalia se establecen en un semillero a inicios de la primavera. Conforme la planta medra, tienes que trasplantarla una o un par de veces a una maceta mucho más grande. Por último, se traslada a su localización determinante a fines de primavera.

Los tubérculos, la manera mucho más usada, se dividen dividiendo las raíces de las dalias recogidas en otoño. En el momento de dividirlas, debemos confirmarnos de que se preserven de 3 a 4 bulbos para garantizar una aceptable cosecha.

Valorar
Array

Contenido de la página