10 consejos de jardinería con maceteros para principiantes

1- No escatime en el drenaje

Aunque esto puede parecer un primer consejo extraño, puede ser una cuestión de vida o bien muerte para sus plantas. Cuando no hay un orificio o bien orificios suficientemente grandes a fin de que el agua salga de su maceta, la tierra se humecta demasiado y las raíces de sus plantas pueden pudrirse, lo que causa la muerte de la planta.

La mala nueva es que muchas macetas de jardín que se venden sencillamente no tienen suficiente drenaje. Con frecuencia se puede acrecentar el drenaje, horadando o bien haciendo orificios más grandes. No obstante, en ocasiones es más simple adquirir una maceta que sí tiene suficiente drenaje. El tamaño mínimo de un orificio de drenaje es de media pulgada de diámetro para macetas pequeñas o bien medianas. Para recipientes de mayor tamaño, busque cuando menos una pulgada de diámetro.

Es un mito total que al añadir grava, pedazos de maceta o bien piedras en el fondo de tu jardín de macetas, vas a aumentar el drenaje. Ciertas personas aun afirman que no precisas orificios de drenaje si pones estas cosas en el fondo de tus macetas. Salvo que seas un jardinero de macetas atentísimo, que puede regar de manera perfecta, o bien que tengas una planta a la que le agrada la tierra húmeda (y existen algunas que sí), precisas orificios en tus macetas, preferentemente muchos.

2 – Valore su luz

La gente de manera frecuente sobrevalora brutalmente la cantidad de sol que reciben sus contenedores. Si bien puedes hallar una enorme planta para prácticamente cualquier cantidad de luz, debes saber cuánta luz va a recibir tu recipiente ya antes de seleccionar tus plantas.

Para calcular cuánta luz directa va a recibir su recipiente, colóquelo en el sitio que desee y después calcule cuánto tiempo le va a dar el sol. Asimismo puedes utilizar una calculadora de sol para determinar la luz solar.

3- Nutra sus plantas

La mayoría de la tierra de las macetas no tiene nutrientes alcanzables para sus plantas, precisa agregarlos. La enorme mayoría de las plantas precisarán que se les agregue fertilizante a su tierra, para poder mejorar. Puede entremezclar un fertilizante de liberación lenta en una mezcla para macetas. Para esto, mezcle un sinnúmero de tierra para macetas mezclada con fertilizante en un cubo o bien llene su maceta con tierra para macetas y después mezcle el fertilizante.

Luego fertilice cada semana o bien 2 con un fertilizante líquido, generalmente una emulsión de pescado, mezcla de algas marinas. Huele terrible mas verdaderamente ayuda a dar a las plantas la alimentación que precisan.

Mucha gente utiliza Miracle-Gro, y si bien nutrirá a tus plantas y las va a ayudar a medrar si comienzas a emplearlo, deberás seguir por el hecho de que esta clase de fertilizante sintético va a matar a los organismos ventajosos que existen en el suelo. La jardinería orgánica depende de estos organismos, con lo que en el momento en que hayas utilizado Miracle-Gro, deberás emplearlo o bien otro fertilizante sintético.

4- Haga una lista ya antes de ir a adquirir plantas

Una de las mejores formas de eludir el pavor a las plantas, o bien cuando menos minimizarlo, es decidir qué deseas ya antes de ir al vivero y hacer una lista. Esta lista ni tan siquiera debe tener las plantas precisas, si bien si eres ambicioso, puedes ir on-line o bien mirar los catálogos de plantas y decidir precisamente lo que deseas. Procura crear una lista cuando menos con el número de macetas, los tamaños y a qué lugar van, a fin de que puedas lograr plantas que encajen en las macetas y saber si precisas plantas para sol o bien sombra o bien cualquier otra cosa entre medias.

Si es posible, es una buena idea traer su maceta o bien una fotografía de su maceta con . Los teléfonos inteligentes son ideales para ello. La mayor parte de los viveros van a tener a alguien que le va a ayudar a seleccionar. Además de esto, en la mayor parte de los viveros, las plantas están organizadas y etiquetadas conforme la cantidad de sol que requieren.

5- Plantar buenos vecinos

Cuando escoja las plantas para su contenedor, asegúrese de que jueguen bien juntas. Esto quiere decir que todas y cada una de las plantas de una maceta deben requerir exactamente la misma cantidad de luz y humedad. Si combina plantas con diferentes necesidades, ciertas de ellas no prosperarán. De este modo, por servirnos de un ejemplo, si tiene una planta que requiere pleno sol, desea que todas y cada una de las plantas que escoja para esa maceta asimismo requieran pleno sol. Si tiene una planta a la que le agrada secarse entre riegos, no deseará ponerla en una maceta con plantas a las que les agrada empapar.

Para saber lo que requiere una planta, verifique la etiqueta de la planta o bien si no existe ninguna, pregunte a un vendedor. Si todo lo demás falla, trata de procurarlo en Internet.

6- Lea y guarde la etiqueta de la planta

Las etiquetas de las plantas son críticas. Le afirmarán qué tan grande va a ser su planta, cuánta luz, agua y comida precisa y cuánto cuidado precisará. La etiqueta asimismo le afirmará si su planta es anual o bien perenne y si es perenne, exactamente en qué zonas subsistirá.

La etiqueta asimismo le afirmará sobre el “hábito” de su planta, que significa su forma y de qué forma medrará. Esto es esencial cuando se considera el diseño del recipiente y de qué forma organizar las combinaciones de plantas. Por poner un ejemplo, si tiene una maceta grande, podría apreciar ciertas plantas con “hábitos erguidos”, para dar la altura de su diseño y después ciertas plantas con “hábitos de montículo” para rellenar su diseño. Para finiquitar su maceta, podría escoger plantas con “hábitos de arrastre”, para cubrir los lados de la maceta.

7- En ocasiones las plantas mueren

Cuantas más plantas medre, más plantas va a matar. Es así de sencillo. En ocasiones hasta los jardineros más especialistas matan plantas. Es un hecho de la vida de la jardinería. El truco es saber en qué momento hay que abandonar a una planta. En un jardín de macetas mixtas, tiene sentido rendirse bastante pronto, a fin de que la maceta entera no se vea fea.

Cuando una planta comienza a tener un aspecto terrible, tienes dos opciones. En dependencia de la planta, puedes cortarla drásticamente y aguardar lo mejor. Para muchas plantas, esto es todo cuanto se precisa, y en unas poquitas semanas, tu planta volverá rugiendo, feliz y preciosa.

Puedes sacar la planta infeliz y poner otra planta en su sitio. En dependencia de qué fallecida y/o hermosa sea la planta, puedes intentar rehabilitarla replantándola y cuidándola hasta el momento en que rebote o bien sencillamente no puedas aguantar su aspecto por más tiempo.

Sin embargo, si su planta muestra signos de enfermedad grave, sáquela de manera inmediata, replántela y póngala en cuarentena o bien métala en una bolsa de plástico y tírela.

8- Aclimate sus plantas

A muchas plantas no les agradan los cambios bruscos y si las adaptas, a lo largo de un período a los cambios de luz, exposición a los elementos, agua o bien temperatura, en general son más felices. Esto es particularmente esencial con las plantas jóvenes y es esencial para la mayor parte de las plantas que han pasado sus vidas en el tiempo mimado de un invernadero.

Cuando se adquieren plantas de semillero en la primavera, o bien si se cultiva la suya propia desde semillas, hay que endurecer las plantas. Este es un proceso lento y aburrido, mas si no lo haces, las posibilidades de que tus plantas prosperen se reducirán significativamente.

Si vives en un tiempo más frío y planeas hibernar tus plantas, asimismo precisarán un periodo de ajuste para habituarse a un aire menos lumínico y más seco.

9- Cuanto más tierra de macetas, mejor

Hay bastante gente ahí fuera que te afirmará que llenes tus contenedores con todo género de basura, desde empaquetar cacahuetes hasta jarras de leche. Si bien hacer esto va a hacer que su jardín de macetas sea significativamente más ligero, asimismo va a hacer más bastante difícil sostenerlo pues se va a secar más veloz.

Cuanta más tierra para macetas utilice, mayor va a ser la retención de agua que va a tener, lo que le va a dar un enorme margen de fallo tanto para regar para nutrir sus plantas.

10- Jardín De qué forma vives

Esta es la verdad honesta: la jardinería de contenedores es un trabajo duro. Lleva tiempo y atención, y si bien no debe ser costoso, puede serlo. Acá hay algo más de veras – no existe tal cosa como una planta a prueba de tontos o bien un sistema de jardinería – aun si cubres tus bases, ciertas plantas prosperan y otras no.

Estas son tanto las buenas como las malas noticias. Toda la inseguridad y el trabajo duro hace que todo el ahínco sea apasionante, gratificante y también interminablemente interesante. Para divertirse al límite y acrecentar sus posibilidades de éxito en cualquier género de jardinería, valore de qué manera vive ya antes de zambullirse. No importa cuál sea la contestación, hay jardines de contenedores que van a funcionar con su modo de vida. ¿No te agrada regar? Cultive sustanciosas y otras plantas resistentes a la sequía. ¿No tienes mucho dinero extra? Haz tus contenedores con artículos encontrados o bien frecuenta las ventas de jardín y las tiendas de segunda mano. Si tienes una entrada formal y deseas un aspecto de contenedor más adaptado, escoge grandes contenedores de formas tradicionales y plántalos con plantas suntuosas y atractivas.

Sea como sea tu estilo, hay plantas que pueden marchar para ti. Solo debes hacer un tanto de investigación y experimentación para localizar lo que marcha.

Última actualización el 2021-03-07 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados